martes, 12 de mayo de 2020

Chango Menas - Hombre del mundo


Chango Menas, Hombre Del Mundo (Single) in High-Resolution Audio ...
Hay que caer y no se puede elegir dónde. La nueva canción de Chango Menas, recién conocido, se presenta como un suave despertar. A la dureza de su reflexión se contrapone la dulzura de una voz casi susurrada. "Tengo miedo de que éste sea todo el misterio", como su protagonista, fuimos arrojados a la vida adulta y reconocemos en sus signos y reglas, una maquinaria capaz de dividirnos o aplastarnos. Transitamos confundidos y opacos mientas este Hombre del mundo, una entidad abstracta que "quiere penetrar y destruir los amores que nacen", nos vigila. El coro se levanta entonces en una oración anunciando que no permitiremos ser cambiados. Si la infancia es un paraíso perdido y los sueños, un futuro incierto, no hay más remedio que, aquí y ahora, ser el paraíso.

La producción de esta preciosa balada está a cargo de Adán Jodorowsky, lo que explica su peligrosa (aunque efectiva) cercanía al sonido de León Larregui en su álbum Solstis (2012). Sin habernos hecho aún una imagen nítida de Chango Menas, esperamos que la sensibilidad aquí manifestada, brille en las canciones futuras.


☄☄☄☄

lunes, 11 de mayo de 2020

Ela Minus - they told us it was hard, but they were wrong


El nuevo sencillo de Ela Minus es el salto que necesitaba su música, del tiny dance, que nos cautivó con canciones como Kiddo o Ceremony, a una pista de baile decididamente oscura y universal.

Su primer lanzamiento en la editorial Domino, es un crescendo electrónico meticulosamente construido sobre una base de beats minimalistas que de a poco van revelando su potencial discotequero. Una mezcla impecable nos descubre una nueva faceta de la productora colombiana, la luminosidad y la naïveté de sus composiciones anteriores es reemplazada por un mensaje conciso que sienta las bases de una nueva lucha/búsqueda: "Cuando ames, ámalo todo, entonces nada es imposible. Todos nos dijeron que era difícil pero estaban equivocados".

Los susurros de la canción toman una nueva dimensión con el videoclip que acompaña este lanzamiento. Bajo la dirección de Will Dohrn, Ela se atavia para sumergirnos en el trance, entre el juego de luces, los ambientes oníricos y las distorsiones lisérgicas nos sumergimos en la profundidad de los beats hasta terminar contagiados por la eminencia del baile. 


🌫🌫🌫🌫🌫

sábado, 9 de mayo de 2020

Kali Uchis - To feel alive (2020)


Ante el advenimiento de la pandemia, muchos artistas pospusieron los lanzamientos de sus discos. Entre esos Kali Uchis, quien planea darle continuación a su laureado Isolation de 2018. En este contexto, To feel alive surge como material de aguante para sus seguidores, un EP de cuatro canciones que no solo nos sorprendió por su portada sugerente y la descripción detrás de ella, sino porque aquí salda una cuenta que tenía con muchos de nosotros. 

Lo primero. La portada del disco, una pintura del londinense Oh de Laval, es descrita por la misma Kali como: “mi era ‘Isolation’ comiéndole el coño a mi era ‘Por vida'”, y aunque la duración de las piezas nos remontan más a su primer mixtape, estamos de acuerdo en que este nuevo EP de descartes presenta un buen equilibrio sonoro y mantiene intacta la chispa de Uchis. 

Por otro lado, los que venimos siguiéndola desde el principio nos encontramos con una grata sorpresa en sus dos primeras canciones, ambas pertenecientes a ese tríptico disruptivo que anticipaba su primer EP, el edulcorado Por Vida. En esa época la imagen de la artista dio un giro drástico hacia la Kali que reconocemos hoy, por lo tanto este material quedó relegado y por fin recuperado en pleno 2020. Hablamos de Honey baby (Spoiled!) y Angel, apodada por sus fans como Pablo Escobar. Sobre esta última siempre tuvimos la certeza del magnetismo que genera, quizá la composición más redonda de este lanzamiento y una de sus mejores canciones bastardas

El set se completa con I want war (But I need peace) y la títular To feel alive, ambas composiciones más sobrias y pausadas. Entre la escasa musicalización vemos la faceta más intima de Uchis, dos canciones donde se desahoga sobre el amor y su estilo de vida.

No vamos a exigir demasiado, es posible que estas canciones no estaban pensadas para ver la luz de nuestras pantallas tan pronto (o tan tarde), las circunstancias han hecho de este lanzamiento una anécdota en el cancionero de Uchis, para nosotros un guiño a la Kali low fi de la que enamoramos y de la que lastimosamente queda muy poco en su imaginario. El rescate de estas composiciones parece una buena forma de decir adiós a una etapa, sólo un nuevo disco servirá para ratificar su ambiciones.


🎡🔥🎡🔥🎡

jueves, 7 de mayo de 2020

Canción de la semana: Buscabulla - Nydia


"Yo no sabía qué hacer con este cuerpo inconsciente. Algo que no pude ver, un dolor que se esconde, y lo vi ahí con mi nombre."  Las primeras frases del nuevo sencillo de los puertorriqueños Buscabulla marcan la pauta para entender el sentido de toda la composición.

En apariencia, un nuevo misterio, una trama onírica acrecentada por su video hecho en casa. En el fondo, un tratando sobre la muerte del ego y de los fantasmas que nos impiden avanzar: "Si no lo ves y te detiene entonces ve y dale muerte", canta Raquel Berrios en el puente de la canción antes de dejarnos con un gancho ineludible : "Ese dolor como velero se va, como paloma se vuela", un hechizo para ahuyentar los miedos en épocas oscuras. 

Reafirmando el tratado, la misma Nydia Caro, quien presta su nombre a la canción, aparece como una voz en off regalándonos frases como guías para hacer el tránsito hacia la luz : "Tú no puedes ver las estrellas si tú no tienes una noche oscura". Un fondo cadencioso entre el dreampop y los ritmos tropicales (gloriosos sean esos bajos), completa esta entrega que anticipa el tan esperado disco debut de Buscabulla.

Regresa verá la luz de nuestras pantallas este 8 de mayo. 


👻👑✨👑👻

martes, 5 de mayo de 2020

Video: Los Niños Vudú – La Apuesta


La primera vez que escribimos sobre Los Niños Vudú fue durante el verano del año pasado, época digna de añoranza por ser tan distante a nuestra realidad actual. En aquel momento, en medio de la promoción del EP Ultravioleta, los reconocimos como una de las propuestas jóvenes más interesantes dentro de la escena indie pop peruana. Historias de amor post adolescente, tímidos momentos synth-pop y guitarras calmadas son algunos de los atributos con los que estos chicos del distrito de Pueblo Libre llegaron a convencernos.

El quinteto, como si se tratara de un recuerdo a esas épocas, acaba de estrenar un video para La Apuesta, uno de los momentos destacados de Ultravioleta, canción de desencanto por momentos bailable pero totalmente apesadumbrada. El video, grabado en épocas ajenas al distanciamiento social, nos muestra al quinteto en parques y otras áreas públicas bajo una estética muy propia del indie de esta época.

Toca ver si La Apuesta es lo último que le quedaba a Los Niños Vudú por rescatar de sus canciones antiguas. Esperamos con ansias saber cuál será el próximo movimiento.


...

miércoles, 29 de abril de 2020

El amarillito vol. 29 - Mínima esperanza (abril 2020)


artwork: Castaño
Ahora que la casa es el mundo, algunas ideas florecen, la introspección parece iluminarlas, mientras en otros rincones las dudas se acumulan como polvo, flotan en un tiempo suspendido. En el amarillo, un doble pensamiento nos visita. 

Primero, las canciones y su vocación en este difícil paréntesis: viajamos en ellas, acentuamos las alegrías del nuevo cotidiano, bailamos, imaginamos, espantamos el miedo, o bien, lo transitamos como quien enciende una lámpara en la oscuridad. Después, pensamos en los artistas tras esas canciones. 

El indie, que es el corazón de nuestro blog, asume su desamparo: la incertidumbre sobre el avance de los proyectos musicales, su rentabilidad ahora que no hay —y no sabemos cuándo habrá— conciertos, festivales. Escuchar, comprar y compartir las canciones de artistas indie son buenos comienzos. 

Presentamos entonces nuestra Mínima esperanza, el vol. 29 de compilados en el amarillo, reuniendo en él 22 canciones en cuarentena, artistas iberoamericanos que se han atrevido a publicar nuevo material en estas semanas de extrañeza. Celebramos las nuevas canciones porque nos mantienen en movimiento, y porque nos dicen que aunque no existan los paraísos, ni los momentos adecuados, sí existe el futuro.

Curaduría ~ Will Balooni y Camilo Castaño
Ilustración ~ Camilo Castaño

Y Yo también miraba, yo adivinaba todo, pues bien, también me iba bien. Todo lo imaginé. Lido Pimienta ~ Te quería
Lo oscuro ahora son estrellas, cuando, sé que te alejas. Ya es tarde para irte a buscar, a las tres te iba a buscar. Alodia ~ Esas mañanas
I know love is a drug
I know money is a drug
I know sex can be a drug
But I just wanna be touched.
Empress Of ~ Love is a drug
Y los azulejos rotos ya no nos importaban. 
Ni los amigos que dejaron de tocar el timbre a cualquier hora. 
Ah Ah. 
Compartir todo, a cualquier hora.
Aldo Benitez ~ Bulín 
Lleno silencios con tu nombre,
tejo mis sueños con tu voz.
Junto fragmentos de palabras,
cuentan la historia de los dos.

Sundarbans ~ Sky fantástica
Uno no sabe qué va a verse en un espejo 
Pone la cara que espera ver en el reflejo. 
Juana Molina ~ Cara de espejo (home session)
No, no me arrepiento de nada.
We always know in the first minute or so 
If something's worth staying for 
We always know.
Ela Minus ~ they told us it was hard, but they were wrong
Conectando con fuerzas dejo
que todo forma parte de algo,
ya no, no espero, porque entiendo
que esto es lo que quiero.

Carolina Zac con Panxi ~ Aparece
Esos tiempos que nada pesaba 
Mi deseo, tu sueño y el alba 
Un instante desierto 
Que viene y va, que viene y va.
Javiera Mena ~ Flashback
Espalda de mármol, dios de la noche
Tu droga es que te miren, pero nunca te toquen.

Algora ~ Dondiego 
Me quedan puentes por quemar
Algunos puentes 
Entre la sangre y la gente
Hay un hueco por llenar.
Maquillaje ~ Algunos puentes
He llegado a la conclusión de que el infierno es real sin ti, y puedas condenarme a vivir allí.
La Claridad ~ La orilla
Y ya sé 
Que no te queda tiempo. 
Para un corazón. 
Como mi corazón. 
Yo creía que sí.
Ana María Vahos ~ Desengaños
There's a light we carry
Even in the dark
There's a voice of love that sings to me
But I keep myself so far
And it hurts sometimes

Helado Negro con Xenia Rubinos ~ I feel in love
Ya no me queda 
Ninguna fuerza 
Para huir de ti 
Y no quiero, no puedo, me niego.
Mariana Montenegro ~ Dejarte de querer
Ay no me llames loca por quererte así
Ay yo que estaba entera y ahora estoy volando en cantos por ti.

Ile con Natalia Lafourcade ~ En cantos
¿Qué ciudad fantasma por ser habré de escoger?
¿Cómo habrá de sonar el lamento de tu ciudad?
Los Wálters con Alegría Rampante ~ Ciudad fantasma
Y vivir
Es nadar junto con el río
Intentar
Detenerlo es como un suicidio.

Silva de alegría ~ Bilsom electrina
La puerta roja se abrió.
Viste una mano aparecer.
Pediste ayuda al enemigo.
Ahora sabes obedecer.
Pol del Sur ~ Minimalismo en Sudamérica
Millones de seres dependiendo de unos pocos
El tiempo se acaba y ni siquiera los provoco.

Poder fantasma ~ Obedecer
Pi pi, llegaron los camiones.
A recoger la mierda que tú crees que son canciones.
Rita Indiana ~ Como un dragón





🌿🌿🌿🌿🌿

lunes, 27 de abril de 2020

Canción de la semana: Los Wálters con Alegría Rampante - Ciudad fantasma.


El nuevo sencillo de los Wálters no podía llegar en un mejor momento. Víctimas del pesimismo causado por el encierro preventivo, o quizá como una premonición a lo que vivimos, los puertorriqueños se hacen acompañar del sacerdote del avant-garde isleño, Alegría Rampante, para entregarnos este nuevo capítulo del soundtrack del fin del mundo (como lo conocemos). 

"¿Qué ciudad fantasma por ser habré de escoger?, ¿Cómo habrá de sonar el lamento de tu ciudad?", pregunta Eduardo Alegría como antesala sombría a un estallido de sintetizadores que se convierten en el fuerte de esta composición: "Pues no llorarán igual. Pero llorarán igual. Pero morirán igual." es la respuesta escueta de su contraparte walteriana, que entre la luminosidad y la cadencia de sus sintes nos hace olvidar el trasfondo de la macabra predicción: nuestras ciudades tarde o temprano serán lugares inhabitables. 

Ante la desolación y la mínima esperanza nos quedamos con las notas upbeat de esta canción, ante nuestro eterno bailar y llorar, no nos queda más que aprovechar estos destellos de lucidez y enaltecerlos como los himnos de nuestros últimos largos días en nuestras futuras ciudades fantasma. 


🏘💀🏘💀🏘

sábado, 25 de abril de 2020

Ana María Vahos - Amor Profundo EP




Una historia de matices cercanos narrada en seis canciones, así es el más reciente trabajo de la cantautora colombiana Ana María Vahos, que desde un formato íntimo de guitarra y voz nos cuenta los devenires de un Amor Profundo, caminos trazados por la melancolía y la esperanza, y en el que se devela ese eterno retorno en que muchos nos vemos reflejados.

Con Amor Profundo –EP que empieza a grabarse en octubre de 2019 descubrimos la voz suave y tranquila de Ana María Vahos. Al instante, en la sincronía con su guitarra, Ana nos invita a revisar el interior y comprobar cómo la música, una vez más, logra habitarnos.

Amor Profundo describe un ciclo que termina donde empieza, o empieza donde termina. Sentimientos y canciones van cambiando, de atmósfera, de paisajes. En Amor Profundo y Canción Enamorada (que cuenta con la participación de Cristian Sánchez de Margarita Siempre Viva, acompañando en la trompeta) se entiende un estado casi de limerencia y esperanza, propios de esos primeros días de enamoramiento. No soy de callar se presenta como el intersticio entre las partes de la historia y empieza la transición hacia las notas más melancólicas. Desengaño y No Tiene Nombre (Acompañando en la guitarra Simón Ramírez de la Banda del Bisonte) traen una atmósfera un tanto oscura y de resignación ante la catástrofe del amor, con notas que recuerdan esas canciones desgarradas de Chavela Vargas o los primeros álbumes de Bon Iver. 

Por ultimo tenemos El Viento, y es realmente interesante ver como la melodía con la que termina la canción es la misma con la que empieza el disco, como diciendo: “bueno, después de todo sigo acá y un nuevo comienzo aguarda”, terminando con la frase que podría resumir esta historia: “El viento que me llevó hasta vos, es el mismo viento que de vos me alejó, el viento que me trajo hasta aquí, es el mismo viento que me llevará y me llevará”.

Ana María Vahos presenta Amor Profundo y nos recuerda lo esencial, sin más ni menos, la belleza de la sencillez: voz y guitarra grabadas en el mismo canal, para transmitir directamente los más hondos sentimientos y abrirse camino en lo que esperamos sea un buen augurio para su música y para la escena independiente colombiana.



💗💗💗

viernes, 24 de abril de 2020

Rita Indiana - Como un dragón


Como un dragón es la encarnación de la Montra, el alias por el que sus fans reconocemos a Rita Indiana. Una descarga eléctrica que anuncia su anhelado retorno al panorama musical, después de unirnos a sus filas con el inmarcesible El Juidero (2010) y de regalarnos el canto anticorrupción, El Castigador en 2017.

Este nuevo sencillo, con sus guitarras amenazantes y frases certeras, parece dirigido a la industria musical a la que juró no volver: "Pi pi, llegaron los camiones. A recoger la mierda que tú crees que son canciones", anuncia en el primer estribillo. En medio la escuchamos advirtiendo sobre su regreso a la escena, reclamando su corona y acortando la brecha que dejó en estos casi 9 años de inactividad musical. 

Por su duración y el enfoque directo de su lírica, Como un dragón es la introducción a una nueva era en la carrera musical de la Montra, de esas canciones que servirá para abrir conciertos con la energía hasta el techo, y una declaración de principios de la que rescatamos una sentencia en particular: "Depué que abra la boca vamo a ve que queda". A la espera quedamos entonces de las nuevos misterios y de los poderes que desplegará Indiana en Mandinga Times. 


🐍🗡🐍🗡🐍

miércoles, 22 de abril de 2020

Lido Pimienta - Miss Colombia (2020)




Cuando la miss Colombia perdió su corona contra miss Filipinas, en aquel desliz de Steve Harvey, salieron a flote otras realidades de nuestro país. Entre esas, el nivel de indignación que el pueblo colombiano puede llegar a expresar en redes sociales, algo inconcebible con flagelos más apremiantes como el asesinato de líderes sociales o la explotación de bosques en el Amazonas. Y a pesar de ser un país etnicamente diverso, también afloró un racismo voraz hacia el presentador, nuevamente la indignación por las cosas banales fue mayor a la suma de todos los problemas de un país tercermundista y subdesarrollado. 

Este episodio también sirvió de leitmotiv para el nuevo disco de Lido Pimienta. Algo bueno tenía que salir de todo eso. Como una sátira al sentimiento patriótico y al culto a la belleza, Pimienta firma este disco con el nombre de su país natal dándole un nuevo giro a su propuesta, que de por sí se caracteriza por su visceralidad y la autorefrencia.  

Acompañada en la producción del canadiense Prince Nifty, Lido confecciona su mejor set de canciones a la fecha, once composiciones, entre interludios, colaboraciones y sorpresas, que dan luz de su genio creativo y la colocan al frente de la avanzada latinoamericana. Miss Colombia, no sólo es un trabajo luminoso y colorido que recoge sus inquietudes sobre el desamor, sus causas, sus orígenes y el folclore de la costa norte colombiana, sino que condensa armoniosamente las ansias de sus primeras composiciones (Humano, La Rata) con un sonido más pulcro y una mirada más sosegada, además del encuentro con nuevos colaboradores. 

El álbum arranca con la primera cara de una composición para coros y metales titulada Para transcribir (SOL), un mantra de sanación que abre con una frase que versa sobre el juego entre la imagen pública y la violencia "Para transcribir pude adivinar, tuve que sentir ojos en tus balas". De ahí saltamos a la arriesgada Eso que tú haces, un reclamo a grito vivo que cabalga sobre percusiones, clarinetes y programaciones, una composición que equilibra la dualidad de Pimienta, los preciosos paisajes sonoros del caribe con la estridencia de sus pesares. 

Sobre Nada, nos estábamos reservando para esta, la mejor canción del disco, y quizá la mejor de su repertorio. En principio la sentimos como una versión actualizada de La Rata, aquel canto enfadado del Color LP que nos mostraba su rabia ante un panorama político adverso. Después del florecimiento del movimiento feminista, Nada surge como un himno para esta colectividad, cual canto de resiliencia que entre sus matices puede ganar sentido para un público aún más amplio. La participación de Li Saumet hilando las frases de Pimienta hace evidente esta hermandad, las imágenes prestadas por su videoclip acentúan esta joya de dolor y resistencia. 

Canciones luminosas como Te quería, con su cadenciosa base de cumbia, y la combativa Resisto y ya son la contraparte de registros más íntimos y crudos como Coming thru o la preciosa Quiero que me salves con el mítico Sexteto Tabalá de San Bacilio de Palenque. Y es aquí donde Lido comienza a ataviarse de sus trajes folclóricos. Seis minutos de pregones y respuestas, de un registro en vivo que se erige como un oasis de simpleza entre composiciones más elaboradas. En esta misma línea descubrimos Pelo cucu, un lamento contra la estigmatización del mal llamado "pelo malo", otro acercamiento directo y sin mediaciones electrónicas entre Lido y sus orígenes. 

Hasta su cierre con Para trancribir (LUNA)Miss Colombia ya nos ha mostrado varias facetas de la intrépida Lido Pimienta, sin embargo, este no es un cierre cualquiera. Acá Lido crea una atmósfera propia, al mejor estilo de la Björk de Medúlla o una meditabunda Juana Molina, dando vía libre a su voz en estos minutos que nos arrullan, cual nana nos va dejando en paz momentáneamente. Ella ya logró su cometido, montó su propio reinado, se puso el atuendo adecuado, se colgó la corona y por 43 minutos nos hace olvidar las vergüenzas y nos devuelve la ambigua dignidad de ser colombianos.



👑🇨🇴👑🇨🇴👑

domingo, 19 de abril de 2020

Silva de Alegría - Bilsom electrina



Tras la destreza y la dulzura que, banjo en mano, supo entregarnos el mexicano Silva de Alegría con sus Fantasmas del año pasado, vuelve a emocionarnos en otro giro de tuerca, o mejor, en otro giro de cuerdas.

Coqueteando ahora con las guitarras eléctricas y una lejana psicodelia, Bilsom electrina es un himno a la incertidumbre. El universo entero se trenza y destrenza en el fluir de incomprensibles sucesos. "La vida, la muerte y el misterio de la felicidad", Silva nos hace testigos de su asombro. Y en un hermoso videoclip que nos recuerda a aquel Jöga de Björk, con imágenes satelitales capturadas de Google por Itziar Garaluce, cuya sensibilidad expone las geometrías de ambientes naturales y construcciones humanas, estadios, cuerpos de agua, cultivos y ciudades, en un refuerzo visual que acrecienta nuestra conmoción.

Y el lado B de este sencillo: la misma canción en formato acústico, como si de la grandilocuencia y el ruido pasáramos a la introspección y el sosiego. Silva sostiene un delicado equilibrio y nos da una nueva canción/razón para disfrutar del aislamiento.





💥💥💥💥💥

jueves, 16 de abril de 2020

Un fin de un mundo: Entrevista a Alodia



Fin del mundo. El nombre que eligió la banda Alodia para nombrar su primer álbum será recordado por esta sensación de apocalipsis y la pandemia que ha suspendido el flujo normal de los acontecimientos. Hoy, cuando estrenan el precioso single Esas mañanas y estamos todos resguardados en nuestras casas, atentos a Internet y mirando por la ventana (si tenemos suerte de contar con una), entrevistamos vía WhatsApp a René, líder de la banda. Queremos conocer qué significa para Alodia este fin del mundo.

Desde el amarillo agradecemos mucho que nos hayan considerado para este estreno. La canción nos ha parecido increíble, como los singles anteriores, y el video es impecable, conocíamos el trabajo de Luciano Rubio y nos gusta un montón.

Creemos que las letras de Alodia se mueven entre la literalidad y la fuga poética, tienen imágenes precisas y a la vez historias más que abiertas a la interpretación. Quisiéramos empezar por descifrar el dato esencial de esta canción, su móvil.

Esas mañanas fue de las primeras canciones que hicimos en Alodia, creo que cada vez nos ponemos más abstractos. El tópico aquí es la niñez que termina, una película sirvió de base para la letra: “Stand by me”, que termina con esta frase: “Nunca voy a tener los amigos que tuve a los doce años”, o algo así.

Esta etapa pre-adolescente en que te arrojan al mundo, sales de la niñez y el reflejo es aferrarte a tus pares, empiezas a desprenderte de la familia que te sigue viendo como niño mientras muy adentro te transformas en persona. Ahí surgen amistades únicas, las más memorables. Esas mañanas está dirigida a un amigo de mi infancia y sí, podría pensarse que es una letra de amor romántico, que no está mal, pero surgió de otra etapa específica, imágenes de mi niñez en Santiago, viviendo en Estación Central, en la Calle Pajaritos.


En el video hay un desenlace muy emotivo con fotografías de la infancia, va directo al corazón. Surge entonces la palabra Nostalgia, que está impregnada hasta en el nombre de la banda, con su alusión a una locutora radial de antaño, ¿es la nostalgia el núcleo de la banda?

Creo que todos en la banda somos nostálgicos, la nostalgia es un punto de partida y las canciones una forma de curarnos, pintar el pasado de una forma más bonita. Hay en Alodia una búsqueda de belleza en la memoria, como esa frase Gabriel García Márquez: “La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos”, por eso es tan común anhelar el pasado, aunque sepamos que si nos pusieran de nuevo en él, no sería todo perfecto.

¿Cómo se tejió la historia del videoclip, la traducción a estas imágenes que van por otro camino? ¿Cómo llegaron a una locación tan especial, con ese mural atmosférico y el contexto religioso en que se desarrolla?

Luciano Rubio, nuestro director, ha hecho muy buenos videos, mi favorito es Bacán tu casa de Gepe, con ese plano secuencia. Es un tipo muy profesional y gentil, le gustó la canción y quiso embarcarse en el proyecto.

Su trabajo en cuanto a guión fue individual, escuchó mucho la canción y llegó a esta interpretación. En un primer lugar pensamos en hacer una referencia directa a “Stand by me”, con niños, pero se nos hizo una imagen muy vista. Con Luciano llegamos a una idea más oscura, encontramos este lugar olvidado en Santiago, donde antes se hacían peleas de box y fue el espacio ideal para contar una historia de culto y fin de mundo.

¿Qué es el Fin del mundo?

Es el nombre de nuestro disco, y muchas cosas. Suena apocalíptico, más ahora, pero en nosotros representa un cambio: se acaba el mundo para uno cuando conoce a alguien que sacude todas las ideas, o cuando se mueve de lugar, cuando se cuestiona.


Seguro es este el fin del mundo como lo conocemos, pero esperamos que haya otra cosa. Este tiempo extraño de cuarentena, ¿cómo ha afectado a la banda, logística y emocionalmente? ¿Ha truncado el proceso del disco o su lanzamiento? Hemos visto que ya han hecho home sessions en Instagram, a pesar de la incertidumbre ¿creen que es un buen momento para publicar canciones?

Sí lo hemos pensado: todos en sus compus, escuchando música, viendo series, bueno, no todos, sino la gente que puede seguir trabajando y viviendo en esta tensa calma, es posible que se convierta en una oportunidad para captar la atención con lanzamientos.

Nadie sabe qué va a pasar, llevamos semanas, meses, y no hay una fecha precisa para salir al mundo. Estamos todos sorprendidos. Hemos aplazado el lanzamiento del disco pero hemos decidido estrenar singles, queremos muchísimo tocar, pero este tiempo obliga a replantear tantas cosas.

Lo importante ahora no es la música sino la salud: un gran cable a tierra. Cuando algo tan grave llega, suspendes todo, te preocupas de vivir el día a día, y de ser responsable. No tenemos planes muy claros, el disco está terminado pero lo primero será salir de este miedo.


Saltando del nihilismo en que nos tiene la pandemia, queremos saber de la búsqueda del sonido en Alodia. Sabemos que usan la etiqueta Dreampop, ¿así de clara es la apuesta? Nosotros no nos habíamos preocupado por definir el tipo de música que hacen, aunque Of Montreal y Beach House, de naturalezas tan distintas, fueron las primeras asociaciones que hicimos. Y no recordamos si lo pensamos antes o luego de saber que Tomás Preuss está en la producción, pero sí encontramos algo del sonido andino y de ese folk sofisticado de Prehistöricos. Todo se une en una amalgama interesante. Entonces ¿a qué suena Alodia?


Es graciosa nuestra etiqueta inmediata de dreampop, y empezó porque la pusimos en redes. En Instagram no podíamos usar solo @alodia ni @alodiamúsica y no íbamos a usar @alodia_2018, entonces Nicolás, el baterista, le añadió Dreampop y quedamos @alodia_dreampop (risas)

Justamente el Depression cherry de Beach House fue un gran referente en nuestra sonoridad, hizo parte de nuestra hoja de ruta. Aunque, afortunadamente, cuando te apoyas en bandas o estilos específicos, terminas en otra parte. Como dices, está presente otra influencia muy acústica, en el disco habrá acordeones y otros instrumentos como el vibráfono.

Tomás Preuss fue nuestro productor e hizo parte de la búsqueda del sonido de Alodia, nos dio mucha confianza y le tenemos un gran afecto. Para conocerlo empezamos por escuchar su música, así entendimos mejor sus códigos y claro, algo de su propuesta en Prehistöricos se filtró.

En Alodia hay hartos teclados, harta guitarra, instrumentos raros, una línea llamativa en la sonoridad. En un momento pensamos ser más electrónicos pero siempre aterrizábamos en un disco con instrumentos, decidimos no forzarnos a sonar moderno sino atemporal.

Y sobre la voz, ¿cuál es tu exploración? nos gusta su fragilidad.
En las canciones de Alodia hay pena, amor, ilusión y hasta desgarro. He querido traducir lo mejor posible esa emocionalidad y sacar lo bueno que puede tener una voz sencilla como la mía, el adorno es el sentimiento, buscar la conexión y cautivar a quien pueda cautivarse.

Ahora para despedir la entrevista y saludar a Esas mañanas, ¿qué información podrías darnos del disco? ¿Hay una fecha de lanzamiento? ¿Cuántas canciones incluirá? ¿Habrá algún featuring que puedas revelarnos? ¿Su portada será ilustrada como los sencillos?

(Risas) ¡No tenemos fecha! El disco tiene 10 canciones, hay bailables, hay tristes, hay completamente acústicas y otras de puro sampler.

Tendremos un featuring a Gonzalo Yañez, un músico uruguayo avecindado en Chile durante muchos años, ha trabajado con Pedropiedra y Jorge González. Un honor para nosotros, pues además de gran músico es una buena persona y le queremos mucho.

En todas las canciones aparece Christiane Drapela, quien fue mucho tiempo tecladista y corista de Gepe. En todas las canciones canta y en unas toca el acordeón.

Ella misma ha hecho el arte, todas las portadas son pinturas suyas y por supuesto ha hecho la portada del álbum. Es hermoso que así sea porque el disco nació junto a ella, vivimos juntos el proceso y sus imágenes nos representan a todos.


💜💜💜