jueves, 26 de marzo de 2015

Sima - Novela Gráfica

Fotografías: Camilo Castaño
Ha llegado el tiempo de saldar una deuda que en la redacción de el amarillo nos mordía la conciencia, después de habernos mostrado tan entusiastas con el lanzamiento de Novela Gráfica, el disco de nuestra querida Isol y su banda de galanes en el proyecto Sima. Locamente enamorados, acudimos al crowdfunding que realizaba la banda para la edición física del álbum y hasta nuestras manos llegó una pieza de arte hecha CD, pero como amantes ingratos callamos nuestra emoción y así postergamos su reseña hasta el día de hoy. Para reivindicarnos y justificar un tanto la espera, decidimos acompañar las palabras con fotografías que explicarán mejor el ingenio del álbum al que nos enfrentamos.

En una segunda introducción, hemos de situar las coordenadas de Sima: el proyecto musical argentino que en 2008 emprenderían los hermanos Isol y Zypce en la búsqueda de un sonido experimental, que jugueteara con la prodigiosa voz de nuestra musa. En la aventura, el dúo se transformó en banda gracias a la llegada de Pablo Chimenti en guitarra y Nicolás Cecinini en teclados, cambiando el nombre de Isol/Zypce por Sima, en una jugada maestra pues éste fue el título del álbum debut.


A seis años del primero, Sima regresa con un álbum bajo el brazo y además de canciones nos deslumbra con una colección de dibujos. A estos valientes de la música independiente y defensores de la edición física, se les ocurrió invitar a una serie de artistas para que ilustrasen sus canciones y así construir el bien llamado discómic, un objeto de diseño en que el tradicional CD viene acompañado de un fuelle con librillos de dibujos que recrean la atmósfera de cada canción. Así, en un ejercicio extrañamente audiovisual, Sima propone la inmersión en su obra.
Novela Gráfica, diseño de Laura Varsky
Por supuesto, digna de un acontecimiento tan renovador, la música de Sima se presenta a sí misma como un experimento notable. Fiel a la escuela del paisaje sonoro, Zypce es un experto en la construcción de melodías a través de objetos y fenómenos cotidianos convertidos en instrumentos musicales, y en esta ocasión guía la creación de una impresionante máquina para la grabación del disco y las presentaciones en vivo, compuesta de pedazos de objetos, metales resortes y una corriente eléctrica que da vida a un Frankenstein musical, con un sinfín de efectos que son el corazón y el ornamento de las once piezas. Los eufóricos sonidos encuentran su caudal en la experiencia de Pablo y Nicolás, quienes aportan solidez y estructura a las composiciones, para sostener el equilibrio de la narración: explosiones, furia y conmoción contrastadas con paisajes de absoluta tranquilidad e introspección. La dualidad es el hilo conductor del álbum, el encuentro de lo monstruoso y lo divino, como en los cuentos clásicos a los que se alude más de una vez. Diez de las once letras han sido escritas por Isol, intérprete majestuosa que en Novela Gráfica se convierte al fin en la princesa de un reino donde fluctúan historias y personajes sospechosamente literarios.

Intuición, por Powerpaola
“A la distancia ruge el volcán, lleno mi cuerpo de aire al pensar: no, no será nada” son las palabras de bienvenida, Nada es un llamado a la calma dentro de la turbulenta ambientación, a ser tan valientes como serenos en esta historia, la nuestra, pues todo desastre será pasajero. En seguida,  gracias al cómic de la colombiana Powerpaola, visitamos la historia de un leopardo que en bicicleta busca el amor, corta la maleza y siente celos de otros animales. Una fábula envuelta en suaves melodías, nos otorga un nuevo consejo: conectar con nuestra Intuición

Alguien ha dormido en mi cama, por Paloma Valdivia
Una historia familiar se nos cuenta desde una nueva perspectiva en Alguien ha dormido en mi cama, tal parece que Ricitos de Oro y el menor de los osos se han enamorado, pero ella ha huido cobardemente después de ocupar su colchón y saborear su sopa. En Novela gráfica, los cuentos que sentenciaron la idea del bueno y el malo, visitan la vida moderna para reconocer que en cada uno de nosotros habitan ambas condiciones. La electrónica que ambienta esta canción nos ha recordado el pop matemático y frágil de los capítulos musicales en Hora de aventura, un guiño inevitable pues en la redacción nos ha causado mucha gracia imaginar cuán perfecta sería la participación de Sima en la banda sonora del show (recordemos que en España las canciones oficiales corren por cuenta de la agrupación indie Templeton, así que no estaría mal fichar a Sima para la versión latinoamericana). En un salto visitamos otro cuento clásico. A los más atentos, Bébeme recordará al instante  la historia de Alicia en el país de las maravillas, pues era esta la instrucción contenida en la botellita que nuestra obediente protagonista siguió y entonces su cuerpo se vio reducido en tamaño para dar lugar a una serie de acontecimientos aún más extraños. No mires hacia atrás, nada sucede ayer”, en una oda a la curiosidad, Bébeme coquetea con la música clásica, violines y flautas lideran la melodía para crear una atmósfera victoriana que hace eco en los dibujos que le acompañan y se ve alterada por emocionantes efectos electrónicos. 

Una carta, por Decur
Cruzada, por Johanna Wilhelm
En otro escenario, la sutileza se apodera del del disco. Pasajes como Una Carta y Cruzada son magníficamente ejecutados y enriquecidos por las ilustraciones de dos grandes artistas. En la primera, aparece el arpa para elevar el canto de una enamorada, que como águila sobrevuela el hogar del destinatario de su carta, a la espera de una respuesta. En manos del dibujante Decur, la historia se convierte en un hermoso cómic, quizá el mejor de toda la colección, con delicados personajes en disfraces de animales que nuevamente nos recuerdan las fábulas. Cruzada nos sitúa en la travesía del viajero que decide ha llegado el momento de alivianar su equipaje y abandonar aquello que pueda retrasarle, “Yo iba empuñando una esperanza ya gastada y una venganza que rumiaba sin fe”, este himno vestido de pop es convertido en imagen por Johanna Wilhelm, una gran artista que a través de recortes y siluetas en papel, recrea el viaje de nuestro personaje, entregándonos escenas inundadas de detalles que calzan a la perfección con los minuciosos arreglos de la canción.

Cruzada, de Johanna Wilhelm
Y si no ha habido suficiente, la canción que indiscutiblemente se lleva los aplausos en Novela Gráfica es No era el día, una pieza de brillo contradictorio pues su belleza está plagada de oscuridad. Como en una pesadilla, visitamos los miedos más profundos y conocemos la cara de la muerte en el relato de un personaje que advierte la llegada de su hora final, solo para descubrir que aún no es su turno. En una experiencia común pocas veces traducida en canción,  hemos de reflexionar sobre la muerte y su cercanía, el cotidiano que nos expone a su mordida, al salir de casa, al cruzar la calle, al caminar en la noche. No era el día es un irónico canto a la vida y resulta ser la mejor carta de presentación para Sima, una composición musical en la que cabe balada, ópera, electrónica, detalles góticos y circenses, hasta infantiles, que hacen el suelo para una letra desgarradora, a la que imposible es mantenerse indiferente, palpamos el horror durante unos segundos pero al final respiramos aliviados, como el protagonista, pues entendemos que este ha sido un simulacro, porque hoy mi suerte sonreía, pasó la muerte y no era mía”. La honda incertidumbre  que nos produce esta canción es el fondo que tocamos en un disco que se ha encargado de profundizar en la naturaleza humana, la complejidad de su sentir, desde el planteamiento de una interacción sonora y visual, la redención del álbum musical y por qué no, del libro, hasta el análisis de nuestro comportamiento que como los mejores cuentos se vale de metáforas para sembrar en cada mente una valiosa moraleja, aquí resulta menos aleccionadora y más reflexiva. 

Agradecemos entonces, los esfuerzos que en Novela Gráfica se reúnen, celebrándole como el mejor concepto de álbum que hemos visto en años y alentando a Sima en la continuación de su inquietud, a la espera de seguir siendo conmovidos, aterrorizados o hipnotizados con la grandeza de su música y la narración de los eventos que aun presentes en nuestra vida, nos cuesta reconocer.




Novela Gráfica, cubierta de Liliana Porter
Una carta, por Decur
Llueve, por Anne

...

miércoles, 25 de marzo de 2015

Canción: Le Parody - Saetas en el Aire


Hondo, el segundo disco de Le Parody, está previsto para septiembre del presente año y apenas hace unos días nos presentaron su primer sencillo. 

Para refrescarnos la memoria, este es el proyecto liderado por la española Sole Parody, misma que liberara su disco debut a finales del 2012. Para sorpresa nuestra, terminó escalando bien alto en nuestro top de discos de ese año y hasta el sol de hoy se mantiene como una fuente interminable de mantras que bien nos ayudaron a pasar por varios estadios personales. 

Ahora, con un poco de sosiego y la calma que a veces llega con el tiempo, el proyecto nos presenta este adelanto que nos viene como anillo al dedo entre tanto estreno que se avista por estos días. Saetas en el Aire y el nuevo disco de Le Parody es el resultado de exploraciones musicales que los alejan de los sampleos que inundaron su primera producción. La dupla que completa Frank Santiuste, se la juega con el tribal y una letra críptica abierta a interpretaciones. Este tipo de lanzamientos nos enciende la llama de la esperanza en las búsquedas que se pueden hacer desde la música popular: tripeos y claustros que a momentos emulan campos inagotables de descubrimiento y éxtasis.


...

Vídeo: Gallo Lester - La Comparsa con La Montra y Yuriseibi


Hace poco sin quererlo participábamos de una polémica que involucraba a la mismísima Rita Indiana. El alboroto digital comenzó con la publicación de dos canciones del Gallo Lester en las que aparece una misteriosa colaboradora que se hace llamar La Montra, seudónimo con el que muchos llegamos a identificar a Rita. Muy a nuestro pesar, la voz que aparece en estas canciones no es la de ella, y aunque no sabemos quien se encarga de imitarla tan fielmente, incluso en el plano lírico, nos la hemos pasado bomba con estas canciones y aprovechando la reciente publicación del vídeo de una de ellas, las volvemos a sacar a flote para comenzar a prender la fiesta a mitad de semana. 

El clip de La Comparsa es un collage carnavalesco de animación 2D que representa los momentos más altos de esta composición insurrecta. Ahí quedan retratadas las frases: "Y hacerte un trajecito nuevo con mi maquinita de cose', tacatataca" o esas pullas a políticos que luego se revierten en advertencias jocosas en la voz del Gallo: "Montra, vamo'a esconde'no antes de que nos den un vejigazo. Los diablo' andan suelto'." Y así entre tanta irreverencia y uno que otro pasito de dubsteb-mambo-metal nos vamos de paseo dominicano con este trío monstruoso. 


Descarga: La Comparsa
...

martes, 24 de marzo de 2015

Canción: Las Izquierdas - Él se robó mi dinero


"María trabajó en el taibol dance un rato y nos enseñó Pole Dance a Gabo y a mi. Y yo le enseñé a tocar la batería. Entre todos hacemos las rolas." cuenta Andés Acosta (Andy Mountains) sobre la creación de Las Izquierdas. La rápida formación y el turbulento debut de esta banda se enmarca en una mezcla de punk y lo-fi, y en el plano del performance, la irreverencia del Pole Dance hace su aparición acompañado de trompetas, una guitarra eléctrica y una batería sucia. 

El crudismo del grupo da para canciones de tinte político y desenfrenado contenidas en su disco debut Maratón Chafarama con las Izquierdas (de libre descarga desde su cuenta de Bandcamp). Apenas descubriendo el material nos dejamos conquistar por la coreable introducción Él se robó mi dinero, liderada por la voz de Mery Buda en contraste con el acompañamiento noise, al cual se suman coros estruendosos como de fiesta apocalíptica, "él se robo mi dinero porque a él le gusta la vida fácil" un coro que se repite hasta la saciedad y al cual es muy fácil adherirse nos da la bienvenida a este trabajo que seguro iremos degustando con el paso de los días.
 

...

sábado, 21 de marzo de 2015

Gepe - Hambre con Wendy Sulca


Desde que soy seguidor de Gepe creo que nunca me han gustado de a mucho sus primeros singles. Sin embargo, canciones como Por la Ventana o En la Naturaleza han servido para marcar el rumbo de los discos que abren y a pesar de mi mala leche son piezas centrales de su discografía.

Hambre, por su parte, así como primer single, parece ser una continuación del sonido de GP, siguiendo la línea de mezclas andinas con reggaetón y moombahton. Esta canción parte de una letra básica pero efectiva que ya se dan cuenta como se les pega al cerebro.

Por otro lado la música es todo lo que le conocemos al señor Riveros: trompetas, guitarras y percusiones rítmicas, incluso una gaita colombiana suena en la mezcla (muy poco reconocible en mi opinión). Y lo que muchos temían, la colaboración con Wendy Sulca, al final terminó siendo un agregado más para terminar de aprobar la canción. Visiblemente apoyada por el autotune, la presencia de Sulca le da el toque de exotismo propio de las canciones más destacadas de Gepe.


...

viernes, 20 de marzo de 2015

La Bien Querida - Premeditación, Nocturnidad y Alevosía (2015)


Ceremonia (2013), el anterior álbum de La Bien Querida nos remitía a Ceremony (1981), elegante 7” de New Order, que inspiró no sólo el título sino la inyección del sonido fundado por la legendaria banda y que décadas después demuestra su atemporalidad, viéndose refrescado en aventuras como la de La Bien Querida y su banda, embarcados en la conjugación de bases electrónicas y krautrock en la estructura de canción popular que habría perfeccionado en los discos iniciales. Tal experimento representó un quiebre en el camino, del que ha salido triunfante, tanto que el nuevo álbum no es una simple continuación sino la expansión de sus intenciones. Así, Premeditación, Nocturnidad y Alevosía (2015), nos remite nuevamente a New Order, con Power, Corruption and Lies (1983) pero las referencias en el disco van más allá, aludiendo tanto a la new wave como a la balada romántica, bien llamada música para planchar. Preparados pues, para escuchar ecuaciones donde cohabitan, por ejemplo, Jeannette con Depeche Mode, o Camilo Sesto con Visage.

Las tres palabras que titulan el disco sirvieron para que éste se dividiera en tres entregas, EP’s lanzados periódicamente, cada uno con cuatro canciones y una portada distinta (fragmentos de una pintura realizada por la misma Ana) y limitadas ediciones en vinilo, que desembocarían finalmente en un larga duración y una reveladora ilustración que altera la normalidad de los paisajes conocidos en cada estreno. Tal estrategia ha permitido escuchar a profundidad cada canción, con plazos para que las más densas hagan su efecto y las de acción inmediata se repitan al infinito.

Entre los himnos instantáneos, que no necesariamente han sido los sencillos escogidos en cada EP, encontramos El origen del mundo, la engañosa delicadeza que sentencia “Ya sé que no me quieres y no me importa tanto, pero la próxima vez, te quedas mejor callado”, línea que basta para entender el cambio en La Bien Querida como una renovación a la piel de sus canciones, en cuanto a arreglos e instrumentación, pero el respeto a su esqueleto, a la estructura de canción popular que ahonda en las eternas inquietudes del amor. En la enérgica Poderes extraños, se aprecia una bienvenida a la aventura, “No quiero esperar todo el año a las vacaciones, no puedo esperar toda la vida para poder ser feliz”, la resolución y punto de partida para el disco, correspondiente a la Premeditación. En Disimulando brilla la mencionada aleación entre el sonido de vanguardia y la música tradicional, pues a pesar del recubrimiento electrónico, en la canción se adivina el dejo español y entre aquellos sintetizadores suenan las castañuelas. Cuán brillante ejercicio y ejemplo alentador de la posibilidad todavía existente de experimentar.

El disco visita la oscuridad en más de una ocasión, nos presenta la Nocturnidad con canciones que son trampas a lo largo del camino, y en las que las distorsiones texturizan y se adueñan de las melodías, juegos tan impactantes como Crepúsculo y su recreación de los truenos en una tempestad. Sin embargo, las bases electrónicas no alcanzan a ser tan tenebrosas como las palabras dolidas de Ana, convertida aquí en una poderosa hechicera que maldice a su verdugo, “Que los cuervos te saquen los ojos, las águilas el corazón, las serpientes te arranquen las entrañas por tu mala condición” y el conjuro se repite en Carretera secundaria, donde niega el perdón, suyo y el del cielo, y en la aún más evidente Ojalá estuvieras muerto. Estas canciones, sumadas a la imagen de La Bien Querida, desde el peinado hasta sus vestidos, crean un halo de misterio tan potente como el que años atrás habría acusado a Stevie Nicks, vocalista de Fleetwood Mac, de ser una bruja.

En otros momentos, la niebla se dispersa y el viaje se aliviana, Música contemporánea es el puente en los ambientes del disco, con una letra que sin dejar de ser críptica, insinúa el baile y esconde quizá, el manifiesto de todo el disco: “Ponme algo de música contemporánea para bailar, de líneas y trazos contrarios, con rutas en diagonal”, exactamente lo que ha venido sucediendo en Premeditación, Nocturnidad y Alevosía. Vueltas perpetúa entonces el guiño bailable, con una estructura circular y hasta de ronda infantil, que en su estridencia deshace la oscuridad y visita un paisaje iluminado, uno que el disco sostiene hasta las últimas piezas, “Y escapar de los malos pensamientos, en el plano físico y en el plano astral” anuncia Geometría Existencial a modo de despedida, como si esta película de suspenso pudiera tener un final feliz, pero siendo un disco no tendrá final, se mantendrá oscuro pero espléndido, tan fuerte en conjunto y singularidad, que sin duda resistirá la prueba del tiempo.



...


miércoles, 18 de marzo de 2015

Descarga: Frikstailers - Woranait

Apenas es mitad de semana y ya vamos armando la fiesta. Los encargados de prender las horas de jornada laboral son los argentinos Frikstailers, quienes nos regalan esta efervescente y efectiva pieza de cumbia digital como celebración de sus 7 años produciendo sonidos espaciales y selváticos. 

Woranait es todo lo que podemos esperar de las mezclas de esta dupla, luminosidad neon por todos lados, rayos láser, jugueteos con las percusiones y canturreos que guían al bailador hacia una explosión necesaria. Lo mejor del asunto es que la canción está para libre descarga desde el site de los DJs, así las cosas, sigamos celebrando los años por venir. 


Descarga: Woranait
...

martes, 17 de marzo de 2015

Siete Catorce - Martes


A mi realmente me sorprende el nivel de proliferación de algunos músicos o productores. Sus cuentas de Soundcloud dan cuenta de ello. Más bien, parecen cuentas de Facebook por el nivel de constancia en su red. Últimamente le he estado siguiendo la pista a lo que hace Siete Catorce. En menos de un mes ha lanzado sencillos, mixes, exclusivas para diferentes medios y una serie de temas para descargar cada martes con los que perfectamente se puede hacer un ep o un disco.

Podría omitir su presentación, pero debo aclarar que es una de las jóvenes promesas de la electrónica latina, es el futuro y el presente de una tendencia que viene absorbiendo el universo entero con rapidez. Su sonido va por el lado de un techno o house clubero bastante introspectivo, casi psicótico y ambiental. Un tribal con gotas de grime y un poco de glitch reggaetonero, son de las cosas que se pueden escuchar en sus temas más reciente (hace una semana). 

Martes es un viaje en medio de la pista de baile donde el beat va marcando la velocidad y el ritmo. Con ciertos cortes nintendianos y postfuturistas que nos sacan de nuestro estado de confort y nos llevan por paisajes claramente transgredidos y distorsionados por el químico. Estas son algunas de las cosas que voy pensando mientras escucho la última entrega informal que nos hace Siete Catorce desde su SoundCloud.

Así que a disfrutar con moderación.



Descarga: Martes
...

Canción: Kanaku & El Tigre - Bubucelas

Musicalmente no sentimos que el 2015 haya arrancado en forma, pero los lanzamientos que se están cocinando en varios rincones del continente auguran un buen desarrollo en lo que se viene del año. 

Hoy comenzamos con la recomendación del nuevo single de los peruanos Kanaku & El Tigre, mismos que se robaron nuestros preocupados corazones en 2011 con su singular debut Caracoles. El adelanto de su segundo disco Quema, Quema, Quema (portada por Liniers), es esta llamada Bubucelas, esa pequeña y molesta trompeta que conocimos gracias a un mundial ahora es el concepto para esta canción, que fuera de la estridencia se adorna con el wandering folk característico de la banda. Muchos arreglos e instrumentos que vienen y van entre las anotaciones con sentimiento punk de Nico Saba: "Fuiste mala compañía, te perdiste de la mía", una frase central que anuncia el reproche en una canción decididamente pausada y atormentada que va creciendo con cada escucha.


Descarga: Bubucelas
...

miércoles, 11 de marzo de 2015

Canción: Romeo y los demás - Christina Rosenvinge


Para la revelación de su nuevo disco, Christina Rosenvinge ha decidido liberar una canción cada semana, hasta el 7 de abril que se publique oficialmente Lo Nuestro. Así, Romeo y los demás es la cuarta de diez canciones que prometen un álbum tan hermoso como oscuro, y a pesar de la emoción que nos recorre habíamos preferido callar pues después de reseñar La muy puta como nuevo sencillo, entendimos que aún no está anunciada la pieza de presentación para este nuevo álbum y sin embargo otra vez rompemos el silencio ante la canción que a primera escucha nos robó el aliento. 

Como si fuese la contra-cara de esa celebrada La Muy puta, en Romeo y los demás encontramos una letra confesional, que bien podría ser un gran poema en un libro pero se hace canción para nuestro deleite, con la sutileza que solo Christina puede ofrecer. Un recuento de los hombres amados: el pescador, el arquitecto, el padre, el profesor, el Romeo, figuras retóricas (o hasta literales) que enuncian las heridas, vueltas cicatrices que ahora se recorren. 

En un disco que al parecer mira hacia atrás en la trayectoria de la artista, hay tiempo para preguntas sobre el destino de aquellos que pasaron por su vida para cambiarla irremediablemente- "Todos me han tirado un beso, todos me han tirado un dardo" y así la eterna dicotomía que nos plantea el amor, pero no es sino hasta que Rosenvinge sentencia: "A todos los amé, con todos hubo algún castigo" que nos sentimos profundamente conmovidos, casi abatidos, como quien lee en una historia ajena la suya propia. Y en un final que juguetea con las teclas del piano y la dulzura en la voz, la crudeza del recuerdo se suaviza, y así despedimos junto a Christina, a cada amor pasajero.

Ansiosos esperamos pues, la obra completa de nuestra musa y fiel profeta del poder de las canciones.


...

lunes, 9 de marzo de 2015

Canción: Astro - Caribbean (el veredicto)

Hace poco escuchábamos el adelanto del nuevo disco del dominicano Alex Ferreira producido por Andrés Nusser de Astro. De una se desdibujó por completo la imagen que teníamos de Ferreira y se vio a la fuerza la influencia de este (ahora) productor, solista y lider de la banda chilena. 

Tampoco creo que estuvieramos preparados del todo para este adelanto del nuevo disco de Astro. El título decididamente cliché, además en inglés, plantea ideas muy repetitivas en la propuesta del cuarteto: ya sabemos que el caribe es tropical, pero no todo es tan calipso por acá. El sobreuso de las palabras incompletas y repeticiones hasta el techo de las mismas líneas ratifican la idea del estado del grupo. En la canción pasan pocas cosas hasta la segunda mitad, poca exploración, sonidos bastantes frescos pero poco currados. Nos late en un punto la voz andrógina de Nusser hacía la mitad, y en momentos del cierre todo se pone un pelín más coherente, lo que nos plantea dudas sobre la duración de este llamado experimento. 

De momento parece que las opiniones están divididas entre los seguidores de la banda... escuchen y descaguen por acá para hacerse a su opinión o gusto. 


Descarga: Caribbean
...

sábado, 7 de marzo de 2015

Postales de una noche con Juana


ph: Julieta Graña

Hace un par de semanas, en un viaje relámpago, me escapé hasta la ciudad de Mendoza en Argentina. Iba en busca de sonidos nuevos, tratando de entender cómo se supone que se oye la música en la región de Cuyo. Según me dicen allegados… ahí están pasando cosas. Logré divisar un par de bandas y me traje unos cuantos discos que me permiten hacer un exhaustivo e inútil análisis de una región que tiene como telón de fondo la cordillera. Inútil porque no se puede encasillar la música en la geografía a esta altura del siglo XXI. Exhaustivo porque a veces creo que tengo trastornos T.O.C. Sin embargo no es sobre eso que quiero hablar en esta nota (ya habrá tiempo para esta región del continente).

Gracias a Facundo, un buen amigo que me lo sugirió, me hice un rato para ir hasta el Centro Cultural Le Parc ya que esa noche tocaba Juana Molina. Es difícil seguir sumando data nueva cuando ya mucho se ha dicho de ella, así que voy a hablar de todo lo que la rodea: su público. Digo que la rodea porque literalmente la disposición del escenario hacía que la gente se ubicara por todos lados para verla tocar. Es evidente que con ella se viaja y no se necesitan maletas. Lo digo desde mi condición cuasi profesional de viajero nómade y errabundo, en busca de un lugar donde poder descansar, al menos por una noche. Esa noche fue Mendoza.

ph: Julieta Graña
Juana Molina supo demostrarme que se puede viajar sin moverse, su música es un medio de transporte tan particular como las notas que se van alargando y encadenando en sus canciones. Juana es un mantra y propone con sus sonidos un estado que ni la lisérgica intervención de ciertas sustancias, que a veces nos sirven de compañía, puede trasladarnos.

Juana tocó el jueves 26 de febrero en la ciudad de Mendoza y fue difícil despegar. El concierto arrancó con un mal humor por parte de ella, bien entendido, uno de los cables o de los aparatos no estaba funcionando y mientras nos miraba desde el escenario blasfemaba a los cuatro vientos dirigiéndole miradas y rayitos laser al stage manager que habían puesto desde la organización.

Estaba molesta y no lo podía disimular, mientras Odín y Diego (teclados y batería respectivamente) se reían casi burlonamente y con cariño de Juana. Ellos sí que deben saber de los berrinches cuando las cosas no salen como ella quiere. Con un difícil despegue, el viaje fue en ascenso todo el tiempo.

Ella, como buen piloto, supo manejar los tiempos del viaje dándole al público un paisaje sonoro que por momentos agitaba neuronas y por momentos las relajaba. Se paseó por varios temas del disco nuevo. De hecho comenzó con Wed 21 a modo de presentación de show para luego continuar con Eras. Ella jamás toca dos veces una canción de la misma manera. A medida que el recital avanzaba los sonidos se iban acompasando con la energía de los presentes y los “temas” se volvían improvisaciones vocales que se multiplicaban o dejaban de hacerlo al ritmo de los pedales. Las miradas se yuxtaponían, se buscaban y depositaban en las de Juana, que parecía devolverlas sin miedo a cada uno de los presentes. Y como los argentinos son un caso aparte, la corearon como si estuvieran en la cancha, le hicieron cantitos futboleros (obviamente esto en Tokio, Berlín, Nueva York y otras ciudades no lo entienden) y pidieron “una más y no jodemos más” con el desparpajo que se hace con todos los músicos en este país. Juana se sumó a los cantos e incluso los musicalizó lo que hizo más interactivo el recital y puso al público como coautor de sus composiciones. Juana es Juana pero el apoyo que tiene con sus dos músicos que la acompañan hace más interesante su proyecto. La gente a mi alrededor de momentos se movía acompasadamente y acto seguido comenzaba a saltar, poguear e incluso hasta hacer un par de mosh. 

Tal fue la sorpresa que Juana al día siguiente puso en su cuenta de Facebook:

“anoche en mendoza no sólo hubo pogo sino que también hubo mosh!!!!! muy grosso, la pasamos bomba. atento konex, allá vamos!!!”

ph: Julieta Graña
Pasaron canciones como Lo decidí yo, Desordenado, Un día, Vive solo, Quién, entre muchas más que fueron recibidas sin resistencia por todos nosotros. Una artista llamada Julieta Graña que conocí ahí y que estaba exponiendo en el lugar una videoinstalación, cargando su cámara se encargó de registrar e inmortalizar para esta nota a Juana. “Me encanta cuando los pelos le caen en la cara y no se le ven los ojos” me decía mientras me mostraba los resultados.

El viaje llegaba a su fin y después de pedir varias veces repeticiones Juana y sus músicos se retiraron por donde llegaron con cierto asombro y cansancio. El viaje que conducía había sido intenso, largo y veloz. Luego del recital muchos se quedaron haciendo sociales, algunos intentaron acercarles discos al camarín y la mayoría de los hipsters de manual que pulularon esa noche se fueron diluyendo por las salidas del Le Parc hacia destinos que, por suerte, desconozco.

Y yo, con la voz de ella en loop resonando en mi cabeza, terminé en una estación de gasolina, trasnochado, con el baterista de una banda hablando sobre el amor en tiempos de tecnología, las categorías de la existencia y un montón de temas inútiles que se fueron desintegrando con la salida del sol por la mañana y mi vuelo de regreso a alguna otra ciudad.

Nota mental: quiero dedicarle estas palabras afectuosamente al flacucho guardia de seguridad, con aires de superhéroe, que asustado trataba de contener la valla de seguridad que empujaban más de un centenar de personas.

ph: Julieta Graña

...