martes, 12 de marzo de 2019

Canción: Elsa y Elmar - Ojos Noche


Como un flashback, Elsa y Elmar nos lleva de viaje por las horas de un pop clásico y cuidado con Ojos Noche, una suerte de canción de desamor preciosista que nos arropa con su melodía y nos derrite con su arsenal de frases decididamente emotivas.

"Si yo decía la verdad, entonces sería obvio que él también lo hacía" escuchamos a Elsa explotar en el coro de esta narración de despecho que revive los momentos más relevantes de una relación fallida y nos deja con el misterio de la desaparición repentina del ser amado.

En toda regla, Ojos Noche sirve a Elsa como puente entre las melodías que plagaron su disco debut y las exploraciones que ha venido haciendo en el último año, pasando del reggaepop al trap, aterrizando con esta potente balada que nos recuerda los mejores momentos del Pies Descalzos de Shakira, y como tal pide pista en las emisoras rosa del continente.

Aún sin el beneplácito mediático, Elsa sigue allanando el terreno para convertirse en una de las voces femeninas más relevantes de la escena gracias a sus canciones que siguen siendo estandartes sobre los que reposan su creatividad, elegancia y constancia.


👁👁👁

domingo, 3 de marzo de 2019

TU BOCA - Un tributo a Christina Rosenvinge



Un tributo latinoamericano
a una década de Tu labio superior,
álbum de Christina Rosenvinge.
~
EL AMARILLO
elamarill0.blogspot.com
Curaduría ~ Camilo Castaño & Will Balooni
Arte ~ Camilo Castaño ~ castanae.tumblr.com

Diez años atrás Christina Rosenvinge volvía a las canciones en español. Entre dulces susurros y una turbiedad sensual esculpía Tu labio superior, disco confesional que brilla como obra maestra.

Diez años después en el amarillo hemos reunido doce voces masculinas del paisaje independiente latinoamericano para visitar los rincones de Tu labio superior. Cada uno ha sabido impersonar los retratos femeninos allí atesorados, y sus interpretaciones revelan la fragilidad, el desasosiego, la dulzura, el duelo, la sumisión y la gracia que también les habita, dibujando entonces, a través de Christina, los retratos de una nueva masculinidad.

1. La distancia adecuada - Algora (España)
El delicado revistimiento electrónico que Víctor Algora brinda a La distancia adecuada hace de ella un nuevo himno bailable. "La lección que ya aprendí siempre es olvidada", este testimonio del desencuentro aterriza suavemente en el repertorio del mismo artista que bien ha hecho de sus anécdotas bellas canciones pobladas de poesía y guiños a la cultura gay otorgándole también, a este cover, un divertido giro argumental en que el amor de un hombre se ve opacado por el de una señorita.

2. Anoche (El puñal y la memoria) - El David Aguilar (México)
Ahondando en el espíritu folk de la canción original, El David Aguilar nos regala una interpretación sexy y escueta que bien imaginamos en una cantina del desierto. "Ya es mañana, qué más da", traidor o traicionado la resaca viene a ser la misma, y el silbido de David se antoja divertido a pesar del desengaño. En proeza de un vaquero se nos ha convertido esta canción.

3. Eclipse - Ignacio Herbojo (Argentina)
Nuestro querido Ignacio, que señala a Christina Rosenvinge entre sus profundas influencias, dibuja al piano su propio eclipse, y en compañía de una puntual secuencia electrónica y esa tensa batería, visita la oscuridad de la canción para encender su erotismo y develar lo que en Christina parecía solo insinuación. En Ignacio oímos claro y fuerte: "Aquí está tu collar, aquí está tu collar, te daré de comer, te sacaré a pasear. Yo que quería ser doblegada por ti... estoy llevando el bastón en vez".

4. Tu Boca - Bruno Toro (Colombia)
Con todo su encanto y el brillo de la nostalgia, Bruno Toro hace tributo no solo a "Tu labio superior" sino que esconde en su interpretación las letras de dos canciones más, una Christina suspendida en los noventas con su disco "Mi pequeño animal" que en 2019 cumple veinticinco años. Justo en el corazón de nuestro disco, Bruno deslumbra con esta impecable balada, abrazando en su fina electrónica y la dulzura de su voz una letra que hace una década Christina escribió y quiso vender a Paulina Rubio. Así, la canción de promesa más pop en la carrera de Christina Rosenvinge, se hace realidad en Bruno Toro.

5. Las horas - Putochinomaricón (España) e Ignacio Redard (Chile)
En un encuentro que supo tomarnos por sorpresa, el rebelde del pop indie Putochinomaricón invitó al gran Ignacio Redard (cuya presencia se ha manifestado en varios discos que amamos) para contar juntos la pequeña novela que es Las horas. Dos voces preciosas y a su vez dos impecables productores no podrían más que ofrecernos esta perfecta pieza musical que comienza con la dulzura de un joyero musical y termina convertida en gran sinfonía electrónica.

6. Nadie como tú - Dani Umpi (Uruguay) & Adrián Soiza (Uruguay)
Nuestra diva pop Dani Umpi, declarado también fan fatal de Christina Rosenvinge, invita a su buen amigo Adrián Soiza para elaborar la versión de este melodrama. Desnuda y desgarrada, Nadie como tú adquiere una nueva profundidad en la sincera interpretación de Dani, que bien disfruta impersonar aquí al hombre sufriente ante el amor que se le escapa. Como ícono de la cultura gay, su imponencia en esta canción altera el flujo de la historia y creemos asistir a un relato de Lemebel o el mismísimo Manuel Puig: "Dentro de un año ya no estaré aquí y tu mujer no sabrá que yo fui, la sombra que oscureció su casi ideal historia de amor".

7. Negro cinturón - Papa Topo (España)
Adrià Arbona aceptó versionar esta entretenida letra de Christina Rosenvinge para hacerla aún más divertida y complacer así nuestro deseo de traer al tributo toda la fantasía de la música hecha en Elefant Records, quién si no Papa Topo para alegrar y enrevesar esta historia de un inestable amor, que hace del chico malo y la damisela en peligro, un juego de niños. "¿Qué hora es? Son más de las 3. Me voy a casa, ya sabes por qué: ya debería estar en pijama, me estás matando con esta vida insana".

8. Tres minutos - Torreblanca (México)
Con sensualidad y aspereza, Torreblanca arrastra a la Christina Rosenvinge más febril y apasionada a consecuencias inesperadas. Sus Tres minutos son una epopeya: guitarras distorsionadas que se funden en gritos y una delirante batería que nos llena de suspenso, tensan la cuerda en esta historia de celos y vanidad. "¿Esto es amor o propiedad?", el espinoso romance se hace aquí carta desesperada, película de acción, ruido.

9. Animales vertebrados - Amigovio (Uruguay)
Lánguido, teatral y sentencioso, nuestro querido Flavio Lira a quien conocemos por la banda Carmen San Diego, nos da el honor de presentar su proyecto solista Amigovio, que en su buen nombre hace promesa. A la tristeza de la canción original, este amigo con derechos sabe darle la vuelta y ofrecernos un pasaje irónico y orquestal, que entre el canto suave y la declamación construye para nosotros un ambiente circense en decadencia, un lo-fi mordaz y renovado del que queremos más.

10. Por la noche - Hans Laguna (España)
Una canción que nos precipita a la despedida es bellamente interpretada por Hans Laguna, que imprime un eco étnico, nómada, con su voz que es como un rezo y la ligereza de los instrumentos orgánicos que apenas adivinamos. Lo que ya en Christina nos parecía canción de cuna en Hans reluce como el relato de un viajero o el consejo de un sabio, y al cerrar los ojos logramos ver el sol que se pierde mientras la canción se deshace para dejarnos solo el suspiro.

11. Alta tensión - Danta (Colombia)
En su reminiscencia shoegaze la banda Danta nos ofrenda una versión de Alta tensión que es toda bosque de niebla. Como un recuerdo impreciso, la voz a veces se ahoga y a veces emerge, y como el nombre de la banda hay en su interpretación un rugido animal y un páramo, pura atmósfera, el tributo a la Christina más rockera que en esta canción final extiende la mano a sus experimentaciones en la trilogía neoyorquina (anterior a Tu Labio Superior) y a su disco más actual, Un hombre rubio.

~
DESCARGA GRATUITA
Bandcamp ~ Mediafire


~~~

martes, 26 de febrero de 2019

Canción: Somontano – La Eternidad



Diego Chavez no le canta al amor, quiere que lo sientas tanto como él. El joven peruano, bajo el nombre artístico de Somontano, es un digno contendiente por el título del último romántico del pop autogestionado, logrando en sus mejores momentos ser una extraña conexión entre los solistas de antaño y las tendencias musicales contemporáneas. Un mérito más complejo del imaginado, sobre todo si tomamos en cuenta las décadas y miles de cantautores dedicados a rendirle versos al denominado sentimiento más puro, manoseando el tema a punto de dejar árido el terreno para las nuevas generaciones. Creo no equivocarme al decir que los baladistas llena estadios fue un fenómeno ya propio del pasado.

Sumemos el vivir en una época donde es más fácil enterrar un sentimiento bajo múltiples capas de sarcasmo. El crear una canción tan pura en expresión como La Eternidad convierte a Somontano en un caso atípico por no decir valiente. Lanzada el 14 de febrero (vaya sorpresa), es quizás la declaración más grande de amor en lo que va del año, tan grande que pareciera escapar de los límites propios del pop de alcoba, disfrazándose por momentos de himno para públicos masivos.

Como se explicó en un inicio el punto de quiebre en la propuesta del peruano radica en ser nexo entre los compositores de antaño y los modernos, combinando recursos de la balada y el bolero con trucos rítmicos de intérpretes de synth-pop y trap. Sus letras son reflejo de ello, en La Eternidad pasamos de un coro tan masivo e intimista que Ricardo Montaner debería lamentarse no haberlo pensado antes (“jugamos con dinamita, mi amor, tú bendita serás por toda la eternidad”) a versos con rimas ágiles pese a su candidez (“que todo el color se borre del día menos de tu rostro / alegría de febrero hasta agosto”). La transición entre influencias tan diversas es tan natural que otorga un resultado compacto y fluido.

El talento de Somontano es indudable y su propuesta se siente de expresión sincera. Con el paso del tiempo deseamos verlo expandir su sonido y lograr dar el salto a una instrumentación y producción al nivel de los momentos más altos presentes en La Eternidad. Por el momento nos queda reconocer que es el baladista lo-fi que agradecemos haya llegado a nuestras vidas.


❤️🧡💛💚💙💜

lunes, 25 de febrero de 2019

Vídeo: Ignacio Herbojo - Última habitación


Las frases contenidas en Última habitación, el más reciente sencillo del argentino Ignacio Herbojo, anticipan las imágenes confeccionadas por la directora Michelle Gualda (Los Besos, Diosque)  para ilustrar ese preciso instante del primer encuentro entre un par de enamorados: "Después de hablar quiero coger, sentir la lengua del mar sobre la piel". Lo que Herbojo revela en la letra, Michelle lo matiza con escenas que se convierten en la antesala de un éxtasis ineludible. 

Nuevamente una experiencia sensorial, las imágenes de Gualda nos llevan del carácter físico de la danza a un interludio sonoro (fuera de la canción original), y a ser testigos de esta primera cita intrépida que culmina donde inicia el nudo de esta historia. Estrenado el día de los enamorados, este sencillo viene bien como recordatorio del quehacer amoroso, añoranzas de los primeros momentos que mueren en la última habitación de un hotel, o que encienden fuegos que demoran ardiendo... lo revivimos hoy porque cualquier día es bueno para enamorarse, vivir y morir al tiempo.  


🚪🛌🖼

Canción + descarga: Santa Madero – Linda Hamilton


Algunos meses atrás tuvimos la primera mención de Santa Madero en el blog y poco tiempo después de eso terminaron posicionándose dentro del top 10 de nuestras canciones favoritas del 2018. Todo con tan solo una canción publicada. El ascenso de la joven agrupación de Chaclacayo se ha visto alimentado por cierta cuota de misterio: si bien Pero Frágil era un tema pop de goce instantáneo tanto la letra y producción presentaban una sutileza propia de quienes saben que es mejor dejar al público con el sabor de miel en los labios.

Ahora, con el lanzamiento de Linda Hamilton, nos queda suponer que Santa Madero da un nuevo paso dentro de un plan a largo plazo. La canción en vez de despejar dudas sobre el futuro de la banda nos deja con nuevas preguntas a la par que expande la paleta de sonidos de los peruanos. En el buen sentido del término, requiere unas cuantas escuchas para familiarizarse con ella.

Desde el primer segundo, el momento más violento del tema, el sexteto declara cambio de ruta y nos lleva a nuevos terrenos tormentosos. Los lamentos líricos son arrastrados por aquella marea salvaje que termina resultando el apartado instrumental, lugar donde se mezcla, dream pop, psicodelia y la sofisticación que ya les conocíamos. La laberíntica letra es parte importante en la mencionada sensación de caos, por momentos indescifrable como un todo van cayendo oraciones como inexplicables síntomas dentro de un mal mayor aún no identificado. Ciertos recursos poéticos o de rítmica son identificables, como aquel siseo presente en ese “sola azul se va, si bien, ya nadie escucha”, quizás la línea que más queda en la memoria gracias a la repetición de la consonante.

Sacrificar inmediatez por tormento y complejidad no es un paso común para cualquier banda joven que recibe atención en distintas partes de Latinoamérica, pero sí uno que demuestra valentía e inteligencia. El sexteto es fiel a sus convicciones creativas y no cae en la complacencia fácil, su segunda canción oficial se siente como un anti-single que contrarresta el resto de su joven historia. Si el año pasado la pregunta era “¿Qué es Santa Madero?” hoy la cambiamos por ”¿Cuáles son los límites para Santa Madero?”.



📍📍📍📍📍

miércoles, 20 de febrero de 2019

Re: Rubio - Coral



RE-visitar / RE-cordar / RE-comendar / El RE de hoy es otro descubrimiento tardío, una suerte de embrujo automático que nos llega a destiempo pero que marca los momentos por venir.

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Tenemos especial fascinación por las canciones angustiosas, esas donde las voces se extienden y se mezclan con los coros hasta volverse ecos que fluyen por un cauce que puede tornarse en exceso emotivo o simplemente llevarnos por lugares inexplorados. Coral de Rubio es de esas canciones que se convirtió en favorita inmediata, aun cuando su corriente llegó un poco tarde a los radares de el amarillo. 

Rubio es el proyecto solista de la front-woman y baterista chilena Francisca Straube, una suerte de oasis electrónico que recoge mucho del trip hop y de la movida británica de los noventas, como de las corrientes de la electrónica contemporánea. Vale la pena repasar las pistas de su disco debut Pez para encontrarnos con algunas canciones destacadas, aunque ninguna equipara la fuerza de la citada Coral. 

Una letra entre lo gráfico y lo onírico nos promete iguales sensaciones e imágenes en la mezcla. Los ecos de los instrumentos crean la ilusión de profundidad y de allí arrancamos el viaje que de momentos se torna intimo e introspectivo, no es para menos, la voz de Francisca resuena con angustia y a la vez nos invita a seguirla a las profundidades de esta ilusión sonora coronada por metales triunfantes. Un triunfo que revivimos a casi un año de su lanzamiento, pero como es bien sabido, las buenas canciones nunca envejecen, y las que nos deleitan con su angustia merecen un lugar en el Olimpo.


💧💧💧

domingo, 10 de febrero de 2019

Vídeo: Margarita Siempre Viva - Techo De Astros Y Truenos: Fenómenos


Durante el último par de años Margarita Siempre Viva ha lanzado algunos trabajos que deberían ser de notable consideración para todo seguidor de la escena post punk latinoamericana. El gran encanto de sus canciones radica en ser gritos de angustia juvenil ante la vida opresiva propia de toda ciudad moderna, tópico que si bien ha sido manoseado infinitas veces, los medellinenses logran otorgarle una frescura tal que parecen casi reinventores de la fórmula.

Techo de Astros y Truenos: Fenómenos es un buen ejemplo al respecto, a la par de un recomendable punto de partida para nuevos oyentes, siento aquel himno que muchas bandas desearían tener en su repertorio. La canción borra los límites entre la apatía y las emociones con líneas tan simples pero expresivas como aquel “Me pides que te levante / Cuando solo quiero contemplarte”.

Recientemente lanzado, el vídeo realizado para este tema captura a la perfección el espíritu de las ideas previamente dichas, teniendo de protagonista a un solitario joven que a punta de saltos y trucos de skate pasa los días sorteando las calles desoladas de su ciudad; el vídeo se completa entrelazando imágenes de la banda en prácticas o conviviendo en los momentos muertos del día. La estética VHS que por momentos invade las imágenes sirve de nexo a épocas anteriores como también a los filtros actuales de fotografía, y si bien es un detalle meramente estético o signo de actitud lo fi, su recurso puede hacernos pensar que quizás no mucho cambia con el paso de los años, convirtiendo aquel hermoso grito “Me pides tantas cosas / No te daré ni haré ninguna” en un mensaje más revelador y contestatario de lo que uno imaginó al inicio.


🕹🌠⚡🎸

miércoles, 6 de febrero de 2019

Manitas Nerviosas – Tu Carita Toda Hermosa


En el hemisferio sur americano puede que no sepamos mucho de las incursiones artísticas de Valis Ortiz.  La compositora mexicana lleva quizás más de una década participando en diversos proyectos musicales, Bam Bam puede seguir siendo un nombre reconocible para mucha gente, pero lo que últimamente se trae entre manos evade cualquier recuerdo de la primera mitad de la década, período que ya parece muy lejano. Manitas Nerviosas es el nombre de su más reciente reinvención, proyecto donde ahora logra darle un giro barroco al synth-pop contemporáneo, cubriéndolo con capas de un dramatismo únicamente concebible en Latinoamérica.

En su más reciente canción, Tu Carita Toda Hermosa, hay tanto originalidad como reciclaje. Se apropia de November, canción por momentos salvaje de los íconos del krautrock Can, para llevarla a terrenos de la balada melodramática, convirtiéndola en el tema de apertura de la mejor telenovela que jamás se estrenará. Claramente hay cierta cuota de humor tanto en la apropiación y reciclaje como también en el título de la canción, pero Valis es lo suficientemente inteligente como para dejarla en la sutileza y dejar que su talento en composición y producción se roben el espectáculo mientras que verso por verso va creciendo la canción.

La canción viene acompañada de un vídeo donde el misterio pasa a convertirse en deseo, lleno de referentes iconográficos, movimientos de vogue y lujo entristecido. Mezcla de elementos que debería ser más que suficiente para llamar la atención de cualquiera, claro, en el muy raro caso de que todo lo dicho sobre la canción no cause intriga.


❤❤❤

martes, 5 de febrero de 2019

Isla de los estados - Frenesí (EP)





Del abandono al reencuentro. La gran Loló Gasparini se despedía de los años compartidos en la banda Entre Ríos, su voz y su presencia fueron tan luminosas que editaron tres grandes discos en tres años. Pero bien sabíamos que tarde o temprano saldría de estas aguas para regresar a su isla, la Isla de los estados.

Loló se une nuevamente al buen Flavio Etcheto para esculpir dos canciones de sofisticada electrónica, Frenesí y Lo que está ya vendrá, entre los susurros y la geometría de su sonidos, nos vemos envueltos, y también nosotros regresamos sedientos a los dos discos que años atrás habían hecho de IDLE un nombre de culto.

"Esperando que sea leal a un idioma que entienda de verdad", las letras espirituales vuelven a su vez y como en la fotografía de la portada, nos sentimos caminar en un espacio abierto, infinito, la promesa de futuro y ligereza que hay en sus álbumes Latitud (2009) y Expreso (2010), empieza a hacerse realidad.


🏝🏝🏝

sábado, 2 de febrero de 2019

Canción de la semana: Juan Son - Montaña




Después de sorprendernos con su regreso a la escena independiente el año pasado, y de dejarnos pistas en varias canciones experimentales, Juan Son arranca el 2019 con un nuevo tema para levantarnos del letargo. 

Montaña sigue el camino trazado por Siento, vibras positivas sobre una nutrida pista electrónica, como presagiando del proyecto más luminoso de este prolifero artista hasta la fecha. Bajo la producción de su colega en AEIOU, Simone Pace (Blonde Redhead), aquí re-descubrimos al Juan Son espiritual, como recitando un canto de sanación, un góspel raruno y desparpajado que nos deja prendidos a la luz que irradian sus palabras: "La muerte no triunfó, la vida siempre vencerá".

Una favorita personal, Montaña seguro nos llevará de paseo por estas nuevas horas, dejándonos atentos a su nuevo atrevimiento y su próximo vídeo de bajo presupuesto, como el pop advancer que siempre ha sido, seguirá teniendo nuestra atención.


🎢🎢🎢

miércoles, 30 de enero de 2019

Canción: Gabriel Rammsy con Gianluca - Paco de Lucía




Aún con los rezagos de ese interesante y culminante 2018, nos damos a la tarea de hablar acerca de una de las canciones que pasamos por alto durante los últimos meses: Paco de Lucía; una oda a la resiliencia, las ilusiones y claro, al guitarrista español quien inspira el nombre del track

En esta pieza nunca se deja de saborear cada segundo. De a primeras, la apertura electrónica nos guía hacia un camino donde el jugueteo con distintas capas de synths abraza el ánimo, a pesar del somnoliento tono del trapero y newcomer Gianluca. Así, entre ecos de guitarra y reverbs, Gabriel Rammsy pasa a relevar a momentos, de una manera pulcra, con su instrumentalización y voz, la aparición de su compatriota Gianluca. Hay un intercambio palpable y mágico entre los dos.    

Frases como: “La vida sí que tiene sentido / A veces, solo no se lo pillo / Los problemas no me pueden llevar / No soy Neymar, no me puedes botar”, nos colocan en un plano lírico donde la ironía funciona perfectamente para revelar que nada está perdido, que las respuestas están dentro de cada persona, o bien, al escuchar una canción como esta. Si hablamos de musicoterapia, por favor pensemos en Paco de Lucía como una estricta y necesaria pieza curadora. 

Encontramos acá una obra donde el synth-pop funciona como vehículo que nos facilita el temido inicio (o fin) de año, y que nos hace pensar en cada nuevo minuto o persona, como una oportunidad de firmar un armisticio con nuestros males.



:: Gabriel Rammsy :: 

🌹🌹🌹

martes, 29 de enero de 2019

Video: Carmen Ruiz - Diana




Carmen Ruiz, joya que perdimos de vista el año pasado, arremete ahora con una impecable secuencia de imágenes para Diana, tercera canción que revela de Blanquinegro, el álbum debut próximo a estrenarse.

"Navego entre tormentas, qué ganas de ponerme al sol". En un rojo imperante que abraza luces y sombras, una mujer danza o acaso lucha atrapada en un velo, con un acelerado viaje de la cámara que acerca y aleja esa bellísima coreografía.

Este sofisticado tratamiento visual quiere expandir la metáfora que entraña ya su letra: Diana es el relato abstraído de la punzante historia de una desaparición. La posible violencia, el dolor y la ausencia de una mujer, sublimadas en este poema musicalizado, en la poderosa voz de Carmen Ruiz, que conmueve desde la primera palabra, y aquí es grito y eco.


⚡⚡⚡