miércoles, 21 de diciembre de 2016

We are sudamerican rockers: El amarillo en La Cumbre del Rock chileno


Los planetas parecen alinearse a nuestro favor y concedernos el asistir a La Cumbre del Rock Chileno en su décima edición, el próximo 7 de enero. Desde Santiago de Chile seremos testigos del evento que reúne anualmente las propuestas más luminosas del país, en un maratónico line-up que va de la tarde hasta la madrugada, con más de 30 artistas en tarima.

En esta lista que podríamos bautizar Nuestra cumbre del pop, los artistas que recomendamos y anhelamos ver en vivo, aquellos que durante años hemos reseñado y admirado a la distancia, para ellos se erige el altar a la música que es El amarillo ¡Seguimos cruzando los dedos!

Alex Anwandter: Teleradio Donoso, Odisea, Alex & Daniel, las propuestas que han albergado el ímpetu de nuestro querido Alex. Amiga es la última de sus aventuras y uno de los discos que más escuchamos este año. En él coexisten dos estados: la fiebre en la pista de baile, recordándonos que la música disco surgió y puede mantenerse como vehículo del mensaje político; y el oficio del baladista, digno heredero del desaparecido Juan Gabriel, que viene a estremecernos con infalibles canciones de amor. Nos preparamos entonces para bailar y llorar.


Javiera Mena: Hace unas semanas estrenábamos Adolescente perpetuo, un álbum tributo a Esquemas juveniles, el primer disco de Javiera y nuestro debut en la curaduría de un álbum. Agradecíamos allí el hito de esta colección de canciones y nos despedíamos también de la introspección que la artista habitaba, pues desde hace un buen tiempo Javiera Mena se ha transportado al siguiente nivel y es ahora la mayor estrella del pop chileno. Coreografías, cambios de vestuario, prismas y espadas láser componen la puesta en escena que desde ya adivinamos y con la que seguro estaremos delirando.


Jorge González: Quizá por nuestra juventud en la virtualidad, El amarillo no suele acercarse a las leyendas, y aún así ha sido imposible escapar de la figura de Jorge González, el artista que sentó las bases del circuito musical que hoy florece y celebramos, y a quien hasta el artista más novel conoce y visita. La última vez que supimos de sus presentaciones hacía una preciosa reconstrucción del álbum Corazones, preparados estamos para encontrarnos en la nostalgia o bien, dar la bienvenida a las nuevas inquietudes de este grande.


Camila Moreno: El monumental Mala Madre de Camila Moreno la consagra como una de las mejores voces de la última década en Chile. Su formidable cancionero desperdigado en 3 discos es la marca tangible de una autora inquieta y madura que no le teme a los tabúes ni a la experimentación sonora. Con ella entonaremos canciones tan demoledoras como Sin Mí, Tu mamá te mató o Te quise, y gritaremos en sus tomas de la canción protesta, como Millones o Libres y Estúpidos.


Ases falsos: Del difunto proyecto Fother Muckers nació Ases falsos, liderado por Cristóbal Briceño. Al sol de hoy la banda cuenta con tres discos, siendo El Hombre Puede su más reciente producción. Dueños de una voz contestataria y de un gusto por las melodías bien elaboradas, Ases Falsos se ha ganado su lugar en la escena chilena gracias a un cancionero robusto que también los ha hecho acreedores de buenas críticas y un fan base latente en otros rincones del continente.


Pedropiedra: Desde Inteligencia Dormida, pasando por Vacaciones en el Más Allá, hasta llegar a la andina La Balada de J. González, Pedropiedra se ha presentado a sí mismo como un compositor hábil que rehúye de los lugares comunes para encontrar belleza en las temáticas más diversas, siempre con un tinte pop, marca de la casa. Ocho, el disco que liberó en 2016 es otra muestra de su brazo fuerte, de su pluma afilada y de su impresionante camino de aciertos y canciones memorables.


Planeta No: Desde su aparición en la escena con su EP Matucana, Planeta No se postulaba como una de las apuestas del nuevo pop chileno. Apuesta que ratificarían con el estreno del aclamado Odio (2015), un disco con canciones redondas, himnos generacionales, gritos de rabia y los más importante, una nueva voz cargada de un magnetismo embriagador, que reúne en sus canciones las angustias, pesares y placeres de una generación.


Nicole: Otra artista anterior a Internet y a la que felizmente nos hemos acercado desde su disco Panal, concebido junto a Cristián Heyne. Veinticinco años de carrera resumidos en el escenario de la cumbre, donde esperamos disfrutar al menos una canción de cada senda trazada. Nicole ha sabido mutar entre el circuito comercial y la independencia, el rock y la electrónica, con la única premisa de seguir su inquietud, aunque esto implique deshacer la fórmula de cada disco.


/////

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada