domingo, 15 de enero de 2012

El vídeo: QuieroStar & Mamacita - Destrucción Total (2012)

Definitivamente prefiero esta QuieroStar a su versión rosa y mona. La estética para este nuevo clip de la emergente banda chilena viene más sobria, sombría y menos kitsch. Planos de las colaboradoras en un fondo astral, varios cambios de vestimenta que permiten ver a la vocalista en varios roles, desde la bizarra, la deidad y la chica naïf, entre otras. Por su parte la colaboradora, la siempre provocativa Mamacita se viste de misterio para brindarnos la introducción al clip y a la pista, así como los acompañamientos en varias escenas. 

Destrucción Total se enmarca en el electro disco y cumple su función al infectarnos con su encanto viral. Desde la letra que propone el supuesto final de un cuerpo celeste, hasta esos coros a dos voces que nos transportan a las mejores épocas del pop radial.  Encontrarte tarareando ese coro pegajoso es solo parte del poder, la pista puede sacar a relucir nuestros mejores pasos. 


...

Capullo – Testigos del Fin del Mundo (2012)

Este disco abre con una joyita progresiva por la cual bandas como Austin TV, Quiero Club o el Café Tacvba de su etapa Revés/Yosoy, hubieran matado. No es broma, la canción que da título a este, el primer LP de este trío de Aguascalientes, es un gran ejercicio instrumental que no se restringe en ningún momento, un corto pero fulminante y emocionante paso por la experimentación bailable en la que Capullo muestra muchos aciertos. Excelente forma de comenzar su primera placa oficial. 

El primer single de Testigos del Fin del Mundo, (Pretextos) es otra tonada desparpajada y adrenalinica que conjura desde sampleos orquestales hasta percusiones tropicales, un gancho ineludible en un disco armado de canciones aptas para cualquier público. La música de este trío nos llegó como una ráfaga de aire fresco que combinaba un desparpajo inusitado en la escena, una que otra mezcla de merengue y cumbia electrónica, muy de moda hace dos años, pero que para este disco confirma el compromiso de Isra, Cris y Sandunga de hacer canciones comprometidas con un mundo globalizado y cuyo único objetivo es poner a bailar al respetable público; aunque en esta ocasión, la invitación extendida sea para ser testigos de un final anunciado. 

Canciones como Experto en Solitario y Veo la Tele, la primera con su reconocible coqueteo cumbiero y la segunda con su intención de balada venida al desesperante mundo moderno, tratan de la inminente absorción del mundo electrónico en cosas que antes eran tan utópicas y abstractas como la soledad y el amor: “Veo la tele para dormir y no pensar en ti, pero el anuncio de una aspiradora me hace recordarte, me hace recordar tu numero de celular”. Letras como estas son tan difíciles de encontrar en otra propuesta ahí afuera, que es inevitable no reconocer el ingenio de Capullo a la hora de describir situaciones tan cotidianas que rayan en lo pictórico y lo patético: “Contesta, apiádate de mí, es solo un botón”. 

Desde su aparición en el disco de Mena, hasta su colaboración con Dani Umpi, Lido Pimienta continúa su faena colaborativa con la cual parece recorrer cada punto del continente. En A quién amas en realidad es a mí, con clave de cumbia digital, la colombiana se une a las programaciones sintetizadas de Capullo en una entrañable pista de amor adolescente que a momentos coquetea con la salsa. Cantada suavecito, esta rola presenta un estribillo pegajoso que la perfila como una destacada del conjunto de profecías modernas que completan este álbum. 

Al parecer a Dënver se le escapó una rola de su laureado Música, Gramática, Gimnasia. Quédate combina las mejores intenciones de la emblemática Los Adolescentes y la joya oculta En Medio de una Fiesta. Una frase se apodera de una pista armada al detalle, a estas, se suma otra frase que resume las intenciones de inocencia y el aspecto más naïf de la banda. Los sintes al mejor estilo Atari acompañan Agenda Electrónica, mientras que el merengue cadencioso y acelerado de Merequeteke es retomado en Adiós Sonámbulos, carta de despedida de un suicida que se alegra de dejar atrás a los seres humanos después de recibir una predicción de su muerte en la lectura del tarod. 

Mi único conflicto con este disco mesiánico es la estandarización y extensión de varias rolas. Pero ahí donde muchas pecan de extendidas, la rola más larga del disco gana su lugar como una síntesis del material. “Quiero drogarme con tus besos” cantan los capullos en una pista de seis minutos que combina casi todos los recursos de los que se valieron para conjurar las profecías que conforman Testigos del Fin del Mundo. “Guiame antes de que sea de día y que no me pierda en esta nueva geometría. Guíame en esta mistica ilusión y que no me pierda en esta nueva configuración”. Líneas que combinan lo profano y lo sobrenatural, canciones que nos ponen a bailar de modos frikis y que son facturadas por un trío de intrépidos trovadores en plena era electrónica. Ahora sí, ya estamos listos para enfrentar el fin del mundo, ojalá no sea pronto, pues el 2012 apenas comienza y faltan muchos discos por escuchar!



...

sábado, 14 de enero de 2012

El vídeo: Torreblanca - Barbazul (2012)

Acá tenemos el segundo vídeo oficial del debut en largo de la banda mexicana Torreblanca, favorita de la casa hace ya varios años. Barbazul es junto a Lobo, de las instalaciones más sombrías de Bella Época. Haciendo alusión a varios momentos del cuento original, el clip nos sumerge en la historia de la “chica bien” que es seducida por el misterioso, en este caso cholo-hipster Barbazul. El carácter narrativo es evidente y para el que no está familiarizado con la historia, estas imágenes son de gran ayuda. Lo mejor de la instalación es sin duda ese final siniestro en el que el rojo se apodera de las escenas, ese rojo carmesí que consume las paredes y que hace sucumbir al villano a manos de un héroe inesperado, a la par de una banda fantasmal e imágenes trágicas de mujeres degolladas. 


...

...Al Cruzar la Calle - Romanticismo Ultravioleta (2012)

“Soy tan fácil de amar, y tan fácil de olvidar, imposible de perdonar” canta Linda Sjöquist en la mejor carta de despedida que un suicida, músico folk de nuestra generación pudo escribir. Romanticismo Ultravioleta es el título de esta canción que combina todos los elementos que una buena canción de freak folk necesita para quedarse pegada a nuestra cabeza por un buen rato: acústica galopante, silbidos, palmadas, ritmo contagioso, voces decididas y rusticas que recogen los gajes de un artista de habitación. 

El año pasado este proyecto titulado …Al Cruzar la Calle nos había sembrado la semilla con su cortísimo pero certero single Asuntos Internos, otra lectura sincera y atemporal de la soledad que parece acurrucarnos y dejarnos en un lugar en el que solo podemos estar de acuerdo con cada palabra que esta interprete pronuncia en menos de dos minutos de pasión y sentimiento puro. “ya no quiero amores de cinco minutos, quiero alguien que me bese y me abrace al despertar.” 

Ambas joyas se encuentran incluidas en esta descarga obligada y agradecida que el naciente sello venezolano Entorno Domestico nos obsequia. Las rolas las podemos oír a un saltico de estas letras y el link de descarga al final como es costumbre. Haga caso omiso de esa sentencia que hacemos al principio del post, este acto es imposible de ignorar y muy fácil de amar!!!



Descarga: Romanticismo Ultravioleta (a cambio de un e-mail)
...

jueves, 5 de enero de 2012

Aterciopelados - Caribe Atómico (1998)

Apenas ahora voy entendiendo que los discos maduran con los años. Muchas veces reniego de esta teoría, puesto que puede haber muchos factores para que un disco se instale en tu gusto eterno; lo que a cierta edad no te parecía atractivo puede virar rápidamente en otro tiempo de tu vida, a medida que se descubre y se ambicionan nuevas cosas. Caribe Atómico es uno de esos discos que saben madurar con el tiempo y que promete meterse en mi lista de discos que salvaría de un diluvio. 

Como sabrán soy muy fan de Aterciopelados, y en diferentes instancias he elogiado muchos de sus trabajos, desde la agresiva arremetida punk de El Dorado, el coqueteo radial con La Pipa de la Paz, hasta llegar a su última placa que revive la semilla del cambio de conciencia. Sin embargo, siento que Caribe se mantiene como un disco inclasificable dentro de su discografía. Este fue el ultimo zarpazo de la banda antes de terminar un siglo, así que debía ser un disco de transición, un eslabón más en esa evolución sonora que la banda siempre ha mantenido como bandera, y para lograrlo se armaron de las melodías más pop que jamás les hemos oído, un tesoro perdido en el tiempo que rescatamos como un viaje a las profundidades de un mar cálido y radioactivo. 

¿Cómo habrá reaccionado un fan de Aterciopelados en esa época? No puedo hablar en primera persona, el disco me llegó muchos años después de su lanzamiento, a pesar de conocer varios sencillos del mismo. Seguro, acá muchos se dividieron, unos pasaron a engrosar la lista de los que siguen clamando una Andrea Echeverri con arete en la nariz, y otros más abiertos se dejaron seducir por estas melodías insurrectas en el escenario del rock en español. 

Caribe Atómico abre con el sonido de las olas y cierra con el de la tormenta, seduce cual mujer fatal y siembra la semilla de la conciencia con mucha sutileza. El disco lo puedo agrupar en pares temáticos, lo que le da un sentido de redondez que muy difícilmente encontraremos en otro disco de la banda. Es así como Miénteme y Reacio se agrupan como las canciones cachondas del material, llenas de desparpajo e irreverencia. Estas dos pistas, altamente adictivas, muestran a una Andrea en pleno dominio de su feminidad en pos de la seducción. Ambas logran momentos épicos en los que no nos queda de otra más que guiar los pies al ritmo hipnótico de la canción. 

El track que da título al disco y la llamada Humo y alquitrán son de las primeras composiciones de la banda en las cuales se reconoce un compromiso ecológico. La primera, como abrebocas del material propone la mezcla de un rock viciado por los toques electrónicos y algo de tropicalía abstracta y letárgica. Mientras que Humo y alquitrán es el coqueteo más directo del disco con lo urbano, basta pintarse en el escenario que describe la canción para alejarnos del trópico, o bien para contemplar la contaminación de las ciudades costeras, para no ir tan lejos. La canción no se restringe en ningún momento, así hable de contaminación auditiva, su carácter descriptivo prima sobre la denuncia. 

Maligno, Doctora Corazón y El desinflar de tu cariño, la primera con su poderosa línea de bajo y la segunda con su sintetizador narrativo, terminan siendo las canciones sobre desastres amorosos, de las últimas que la banda haya escrito en este respecto. Péndulo y Días, por su parte, son los puntos más bajos del disco, sin demeritar el potencial de ninguna o clamar superioridad en las demás. Pendulo logra hipnotizar al oyente con ese vaivén tropical y su lirica sugestiva, mientras que Días es esa rareza introspectiva que muy difícilmente oiremos en otra placa de Aterciopelados. 

Mañana es de los momentos bailables del disco, una pieza de humor inteligente que te mantiene moviendo y tarareando de principio a fin. En esta misma tónica, pero en un plano más astral y esotérico, Cosmos presenta los primeros coqueteos de la banda con la champeta. Puede sonar muy engreído de mi parte, pero Aterciopelados tiene las champetas más estilizadas del territorio colombiano, y si esto no es una champeta, ignoren todo lo que digo. A la mezcla se suman las trompetas, la percusión y un largo etcétera que la vuelve la pista más delirante del disco. 

Sin miedo al sobre-uso de “el/la más”, solo me resta hablar de la canción más representativa del disco: “Mira la esencia, no las apariencias” esa frase inmortal con la que Andrea Echeverri supo contentar al publico ferviente de su etapa punketa. El Estuche es una canción cadenciosa y efervescente, popular y atractiva, todo un hit que se mantiene intacto a pesar de los años. Así que, puedo parecer muy caribeño, en efecto lo soy, y siempre agradeceré que esta banda, aún siendo del corazón frío del país, demuestre tanta calentura y sazón en su discografía. Caribe Atómico es el disco más pop de Aterciopelados, el que inicia sus bienaventurados juegos con la electrónica, que en este caso distan de ser primiparadas, el disco al que más se le ajusta la etiqueta de “conceptual”, y el que a estas alturas tiende a ser su placa más seductora, el climax del coqueteo evolutivo y un punto de partida para sus posteriores placas.



...

miércoles, 4 de enero de 2012

La canción: Los Embajadores - Peso (2012)

Siempre es bueno comenzar el año con las recomendaciones de nuestro amado net label chileno Michita Rex. Ya se nos está volviendo costumbre refrescar nuestra biblioteca con nuevos nombres que manan de este sello. Aunque varias caras de Los Embajadores nos resulten familiares, su sonido permanecía como una promesa del nuevo cancionero chileno. Su primer disco llevará como titulo Faisanes y estará listo en los próximos meses, seguro tendremos la chance de reseñarlo y compartirlo con ustedes, pues todos los lanzamientos de este sello son gratuitos. Esto, aunado a la calidad de sus artistas, es lo que nos mantiene al tanto de cada nuevo release de los michitos. 

Peso es el primer single del disco y viene empacado junto con tres remixes muy interesantes. La canción es muy bien descrita como el encuentro de una letra enigmática y oscura y un paseo bailable. La voz de Danae Morales es un acompañamiento etéreo para una pista armada a la medida de un hit para una disco emotiva, esa que solo alcanzo a imaginar, en la que también sonaría Entre Ríos y Fakuta. El primer remix que acompaña la descarga está a cargo de Tripmann quien mezcla la parte más bailable del single original con algo de house y minimal, sirviéndonos una delirante pista de baile a la cual es imposible resistirse. Los otros dos remixes muestran su lado electro-tropical y experimental a cargo de Xixi del Boom y De Janeiros, ambos altamente recomendados. La experiencia termina con el demo primerizo de la canción, una grabación que data de 2009. Sin lugar a dudas, esta es una descarga que muchos de nuestros habituales lectores apreciarán, y un nuevo acto al cual hay que estar muy atentos en 2012.



Descarga: Peso (Single)
...

martes, 3 de enero de 2012

Pamela Rodriguez - Reconocer (2011)

Hace poco leía unos argumentos en contra de la propuesta de los puertorriqueños de Calle 13, entre tantas líneas de argumentos infundados pude leer una frase que me pareció curiosa y que me permito parafrasear: "en el mercado musical la palabra amor no vale nada pero pesa mucho". Y es que sin lugar a dudas el sobre-uso de la temática en el lenguaje musical hace que todo se desvirtúe y que algo tan interesante como las emociones se vuelva trivial. Decir “te amo” ya no vale nada, pero hay que decirlo porque es el modus operandi de la masa. Yo prefiero reemplazar estas nociones erradas y quedarme con la frase que dio pie para que Pamela Rodriguez compusiera su exitoso sencillo Ligera Love: “que no sea inmortal puesto que es llama mas que sea infinito mientras dure”.

Así que con este, el tercer disco de la cantautora peruana, las cosas tienden a tornarse densas cuando del amor se trata. Reconocer no es el típico disco de amor pretencioso y predecible, casi podemos decir que su magia en torno al tema expuesto se resume a la búsqueda de una libertad desprolija de contexto. El primer acercamiento a esta obra lo hacemos con una canción juguetona e irreverente en la que Pamela se viste de su traje más liberal para hablarnos de sexualidad; desprendida de clichés, la pista se muestra ligera pero cuidada y femenina. 

Bajo la producción de David Little y grabado en los estudios MSR en New York, este disco muestra un giro de 360 grados en la propuesta de Pamela, quien había conseguido una nominación al Grammy latino en 2006 gracias a sus mezclas de música vernácula con jazz y blues. El sonido del disco es algo totalmente garantizado, un vaivén exquisito de melodías dulces y canciones sentidas. Luego de la apertura son pocas las canciones directas y juguetonas, de hecho Ligera Love parece tener solo una réplica en el disco, la desparpajada Mantra, en la que Rodríguez afila sus palabras para armar una suave oda a la autoestima y la libertad. 

El resto del material trata temas diversos. En Orgánica por ejemplo se juega con la idea del flujo del agua para representar el curso de la vida, una entrañable pieza que transmite una paz singular que emana de la voz de una intérprete muy versátil. Las comparaciones que ha suscitado esta nueva etapa de Pamela Rodriguez recogen nombres desde Regina Spektor, Julieta Venegas y Natalia Lafourcade, sin entrar mucho en esta polémica absurda, he solo de anotar que intérpretes femeninas que hacen pop orgánico hay muchas y Rodriguez es solo un nombre más que pasa a engrosar esta delirante lista. 

En esta tónica comparativa, Olvidando que te olvidaba y El alma y el arnés pueden resultarnos muy familiares al oído, esa familiaridad no demerita el trabajo ni la composición y por el contrario son el puente a nuestra afinidad musical. En Olvidando que te olvidaba se describe sin remordimientos el final de una relación; mientras en El alma y el arnés se nos invita a saltar al vacío para sentirnos vivos, uno de los momentos más sobrecogedores del disco que presenta también las armonías vocales más arriesgadas. 

Muchas de las canciones del disco fueron inspiradas en pasajes literarios, como las mencionadas Ligera Love y El alma y el arnés, lo que garantiza buenas y comprometidas composiciones. Sin embargo la verdadera protagonista en Reconocer es la voz de Rodriguez. Sin ser esta la más potente logra transmitir las emociones en la medida justa y demuestra un gran potencial interpretativo, versatilidad y personalidad en notas altas y bajas, en resumidas cuentas un arma infalible que no se desaprovecha en ninguna de las 13 canciones que componen el álbum. Reconocer es a todas luces un álbum agradable, de buena factura y calidad, delicado y sincero, un cambio significativo en la carrera de Pamela Rodriguez, quien se mira al espejo sin tapujos y nos regala una estampa a full color de su forma de ver y re-conocer el mundo.


Descarga: Ligera Love
...

lunes, 2 de enero de 2012

Dani Umpi - Mormazo (2011)

Comenzamos esta nueva intervención tratando de descifrar el role del uruguayo Dani Umpi en la movida independiente latinoamericana. Su música encaja perfectamente en el tag de electro-pop, agregando pequeños toques acústicos a la mezcla, es electro-pop en toda su extensión. Sin embargo, la cosa comienza a tomar otros matices cuando nos enfrentamos al artista detrás y frente al proyecto. Dani Umpi es un activista, escritor y el rey de Kitsch-landía, un titulo que se ha ganado a pulso, muy por encima de actos como La Prohibida (España) o Miranda! (Argentina). Su puesta en escena, en la que combina bailarines y vestimentas bizarras hechas de cualquier cosa, nos deja a portas de un personaje forjado a fuerza, un figurín que haría que más de una ceja se levantara, pero sobre todo, un personaje sin par en la movida iberoamericana, un fabricante de tonadas pegajosas y atuendos chocantes.

El primer single de su tercer álbum de estudio nos deja más que claro que Dani sabe lo que hace. Acompañado de una mezcla lista para la pista de baile y de esa irreverencia que caracteriza sus composiciones, Umpi clama estar siempre Tres pasos por delante de sus detractores y amantes, sobrado en actitud y en bases electrónicas, cualquiera podría ser seducido por esta rola desparpajada. Mormazo, como se titula esta placa, muestra su mejor faceta en los primeros tracks, desde la sincera y desoladora Faltó un Abrazo, pasando por la original y humorística Sambayón, en la cual Umpi sobrecarga la letra de clichés modernos ("qué buenos son los grupos nuevos, que bajaste de aquel blog que tanto habías criticado"); hasta llegar a mi favorita, la competitiva Campeonato. Esta última podría ser la canción más upbeat del disco, una composición que encaja perfectamente en la mezcla, casi pareciera que Umpi fuerza sus palabras para sincronizarse con esta poderosa pista bailable, una asesina de pies en el dancefloor y una perfecta analogía del fútbol a la vida amorosa.

"te quise invitar a jugar 
en mi campeonato 

yo jugaba de local 
no tuve que entrenar 
no atajaste el penal 
me dejaste ganar 
y triunfamos los dos 
vamos a intercambiar 
ya mismo 
las camisetas"

Unpi no podría ser considerado "rey de Kitsch-landía" sin invitar a la princesa del reino. Wendy Sulca, hace su aparición sorpresiva en El Tiempo Pasar. Alejada de la cumbia psicodélica peruana, Sulca se une a Umpi y a un predecible Fito Páez en una canción que tiene mucho de juguetona; armada con arreglos más orgánicos, pero repleta de esas geniales composiciones dramáticas del uruguayo. En este mundo de las colaboraciones nada está escrito, y si para muchos poner a Sulca y Páez en la misma canción es un sacrilegio, seguro las otras colaboraciones del disco resultarán más digeribles. Patas para arriba, por ejemplo, incluye la voz de la colombiana Lido Pimienta. Una canción enigmática con aires orientales que la vuelve la pista más experimental del disco, seguro la más adecuada para oídos alternativos. 

El devenir del disco resulta muy agradable; en varios momentos encontraremos más de una razón para bailar, para escuchar atentamente las letras, para contemplar el coqueteo acústico, para apreciar las composiciones, para ser seducido por el acento y la personalidad de Umpi. Cabeza a cabeza con Campeonato, Mi Charles Manson enamorará a más de un amante del techno; y como en su placa anterior, Umpi se despide con un a capella que dista de ser la letra más lógica de su repertorio, pero que no deja a nadie indiferente. Así que a todas estas Mormazo no es nada menos de lo que podemos esperar de Umpi, la consumación de un personaje y de un buen compositor que tiene una forma particular para hablar del amor y otros demonios, como los blogs y el cine. Un perfecto Mormazo! (lo que sea que esto signifique) ;)





Descarga: Mormazo
Dani Umpi
...

Music Monday: Gepe - Campos Magnéticos

Un vídeo casero con muy mala calidad de imagen es la introducción para un adelanto del prolifero Daniel Riveros y su alter ego de Gepe. Acompañado en la guitarra por su colega Pedropiedra y en el Cello por Felicia Morales, Gepe vuelve a hacer de las suyas con una de esas baladas inescrutables líricamente, pero totalmente abiertas a interpretaciones. Canciones como esta engalanaron su anterior placa, lo que vuelve a Campos Magnéticos, la promesa de una continuación lógica de Audiovisión. Estaremos atentos a ver que nos depara este año.

Hemos ripeado el audio del vídeo clip, con el fin de compartir este adelanto, abajo encuentran la descarga. Feliz comienzo de año!


...