sábado, 3 de abril de 2010

Bareto - Cumbia (2008)




La banda: Bareto nace en el año 2003 siguiendo la tradición de agrupaciones peruanas setenteras como Black Sugar y los Belkings, verdaderos animadores de las fiestas de su generación con un sonido original.

Su formación instrumental --guitarras, bajo, batería y una sección de vientos que hacía las veces de “voz cantante”-- estaba lejos de los estándares que copaban el gusto popular; sin embargo, sus conciertos se llenaban de una fiel multitud que buscaba música creativa e interpretada con un estilo original.
Bareto son:
Joaquín Mariátegui: guitarra
Rolo Gallardo: guitarra
Jorge Giraldo: bajo
Jorge Olazo: batería
Sergio Sarria: batería
David Haddad: tumbadoras, timbales, bongó y percusión
Rafael Miranda: saxo alto, tenor
David Cabrejos: saxo alto
Ángel Irujo: trompeta, flugelhorn

El disco: Hace unos cuantos años mí percepción de la cumbia peruana se resumía a lo que había visto en la película Pantaleón y las visitadoras (muy promocionada en Colombia) y la inmarcesible procesión de actos kitsch que emergieron con el boom de Youtube. Aunque suene absurdo, la instrumentalización de La Tetita de Wendy Sulca se me hace de lo mas encantadora, y ni hablar de La Tigresa del oriente, maestra! No es una broma, la música no se pelea con nadie, y la cumbia peruana tiene un encanto indiscutible, es ese sabor a selva, a hojas verdes bañadas con rocio, a cielo abierto y río amplio que nos deja creer que aun hay lugares donde se puede ser libre.

Afortunadamente he descubierto que en la escena peruana hay muchos más actos que gozan de credibilidad haciendo obras inigualables con la cumbia que derivan en la misma sensación de libertad. Este es el caso de Bareto. Hasta el momento no he encontrado una sola persona que objete el genio de esta bandota, el mismo Hector Buitrago catalogó este disco como uno de los mejores que escuchó durante el 2009 y en lo personal solo puedo hablar de las buenas melodías de este disco y definirlas como alucinantes piezas del folclore de la cumbia peruana.

Básicamente el trabajo de Bareto se resume en tomar obras existentes y de dominio popular, se mezclan elementos de reggae, cumbia psicodélica y algo de ska y listo para el disfrute de un amplio público que no demerita las buenas interpretaciones. Así como en Colombia tenemos una banda llamada La 33 que hace salsa brava al mejor estilo de los salseros de centro América, aun cuando la mayoría de los que componen la banda provienen de diferentes latitudes y muchos han experimentado con corrientes duras del rock; al ver a la banda en vivo asumo que este es un caso similar, solo basta ver sus saltos y actitud rebelde en el escenario para entender que no hay mejor forma de disfrutar lo que se hace que olvidándonos de las etiquetas y dejándonos llevar por la buena música.

Vacilando con Ayahuasca abre el disco entre lo místico y lo sensual con una melodía que explora el lado más sicodélico de una canción de Juaneco y su combo. Para el segundo track, la banda contó con la colaboración de Wilindoro Cacique quien grabaría la versión original de Ya se ha muerto mi abuelo, canción incluida en The Roots of Chicha: Psychedelic Cumbias from Perú, otro gran álbum que recopila la buena música peruana. La versión de Bareto mantiene la melodía inconfundible y se queda como uno de los tracks más sólidos del disco. Mujer hilandera merece un punto y aparte.

La psicodelia contenida en esta canción es abrumadora. El ritmo de la guitarra y los solos de la misma hipnotizan al oyente y le indican que lo que único que puede hacer es bailar y dejarse llevar. Cuando una canción está llena de tanta magia no hacen falta tantas palabras, así que si se atreven a escuchar el disco, esta canción es mi alta recomendada.

Como si fuera poco, A la fiesta de San Juan llega como una ráfaga de energía que se contagia con un ritmo desenfrenado y juguetón. La excusa para el tema es la fiesta más importante del oriente peruano, un homenaje a la selva y al encanto de su gente. Soy provinciano comienza con una sentencia que ilustra lo que se pretende con este tipo de discos tributo: mantener la voz de los cantadores! En un principio esta sería una canción de corte social de la nueva música tropical andina, acá Bareto se encarga de sacar su esencia bailable y nos regala un track instrumental lleno de virtuosismo.

El saxofón guía las voces en El aguajal otro clásico ochentero magistralmente interpretado. Caballo viejo es un préstamo del folklore venezolano originalmente grabado por Simón Díaz. Otro homenaje hace su aparición en El Brujo, esta vez para el maestro de la guitarra Noé Fachín, como es obvio en este track instrumental la guitarra hace de las suyas mientras se acompaña de las percusiones tropicales y vientos envolventes.

Lo que mas destaco de Un shipibo en España es la animación de la banda; mientras la música hace el embrujo, se nos insta al jolgorio y al disfrute con medidos destellos de voces en coro. Muchos identifican la Lambada como un ritmo fugaz de finales de los ochentas que nos dejó una melodía inolvidable que aveces escuchamos en los carritos de helados, pues bien, Bareto también tiene su versión. Llorando se fue es el título de la misma y es una mezcla de dos de las muchas versiones de la tonada: la brasilera y la original de los hermanos Hermoza de los Kjarkas de Bolivia.

Cumbia cierra con un homenaje a los teclados de una banda del movimiento “Poder verde” de los años setenta. Lo que puede ser el track mas calmado del repertorio no deja de sorprender por sus inagotables recursos rítmicos, propicios para animar desde una fiesta popular hasta un estadio repleto de gustosos escuchas.

Para terminar esta nueva radiografía de un gran disco, no me queda más que elogiar una vez más la labor de Bareto, rescatando hitos del folklore popular y devolviéndoles la vida en canciones que suenan actuales dentro de su ancestral esencia. Por ahora me alegro de saber que la banda tiene mucho más material que sigue esperando por mis oídos que gustosos seguirán probando de este “bareto” sonoro que es el único que hace volar sin riesgos de dejarte en la ingravidez de la inconsciencia.

El Tracklist:
1. Vacilando con ayahuasca (Noé Fachín, A. Maraví)
2. Ya se ha muerto mi abuelo (J. Wong, W. Cacique)
3. Mujer hilandera (A. Maraví)
4. A la fiesta de San Juan (Noé Fachín)
5. Soy provinciano (Juan Rebaza)
6. El aguajal (Teodomiro Salazar)
7. Caballo viejo (Simón Diaz)
8. El Brujo (Noé Fachín)
9. Un shipibo en España (Noé Fachín)
10. Llorando se fue (Ulises Hermoza, Gonzalo Hermoza)
11. La danza de los mirlos (Gilberto Reátegui)

El video:

El link de descarga: http://www.mediafire.com/?jjbvrqnn2xm
El link oficial: http://www.bareto.net/home
http://www.myspace.com/bareto

2 comentarios:

  1. el compositor de caballo viejo es simon diaz y las voces del disco son de wilindoro cacique y mauricio mesones

    ResponderEliminar
  2. que buena reseña, estoy en la primera rola del disco y tiene un sonido muy chingon

    saludos¡¡

    ResponderEliminar