miércoles, 17 de junio de 2015

Wild Honey - Medalla de Plata (2015)


Medalla de Plata es el sorpresivo título elegido por Guillermo Farré para el más reciente material de su proyecto bandera, Wild Honey. Y es sorpresivo el título en español por varias razones. Primero, la discografía conocida de Wild Honey ha tenido el inglés como lengua de contacto, algo muy similar a lo hecho por proyectos también españoles como Bigott o Russian Red, el atrevimiento aquí nunca nos pareció fuera de lugar, todo lo contrario, siempre hemos alabado y disfrutado las canciones de Farré, quien basa su encanto en la básica estructura verso-coro-verso. Por otro lado, esto no nos lo esperábamos, un EP completito en español, un riesgo que parecía razonable para este proyecto tan personal como entrañable, pero que no parecía inminente después de Big Flash y su EP conmemorativo a las fotografías de Cindy Sherman

Además de algún single suelto, Wild Honey no había anunciado el español como lengua de uso. Aún así, el cambio le sienta muy bien, demostrando que Guille es un dotado de los versos y las estructuras pegajosas. El pop veraniego de este proyecto se revitaliza con este disco de corta duración que mantiene la calidad lírica intacta mientras juega a contagiarnos con arreglos entre lo pomposo y lo melódico.

En el track de apertura, Tu Propia Montaña Sainte-Victoire, escuchamos guiños al pop escocés a lo Camera Obscura, guiados por destellos electrónicos y una estructura trastocada y poco usual para una canción popular. Esta línea imaginaria trazada por los paseos vacacionales atraviesa las 4 piezas de este EP generando una agradable sensación de cohesión. La gran destacada de este grupo compacto, y ganadora de una medalla de oro, es la que da título al EP. Alternando una letra de referencias visuales, como retratos de un verano que se desvanece con el atardecer, pasamos a un intermedio precioso con violines que acentúan el carácter poético de la construcción. 

De allí saltamos a Brillan Más que el Mar, una canción con luz propia y esa característica tan Wild Honey, y quizá una de las razones por las que nuestro gusto por este proyecto se mantiene intacto a través de los años, esa frase pegajosa que tarareas inconscientemente mientras escuchas la canción. Claramente, este no es un giro de tuerca, ni un artilugio descarado, suena natural, lo sentimos natural y con esa naturalidad propia de un buen músico, descubrimos a Farré cerrando un capitulo que crea expectativa sobre su próximo larga duración. En español suena igual de luminoso y compacto que en inglés, y con suerte sabrá usar los matices del castellano para seguir produciendo canciones con memoria y alma propia.


...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada